Desaparición de tres hermanas en Caucete
Martes 09 de Julio de 2019

La Justicia transita dos caminos para determinar el futuro de las tres hermanitas

La situación de las nenas de Caucete presenta dos vías legales que determinarán su destino. En el área penal se siguen recabando pruebas, mientras psicólogos y médicos se ocupan de la contención de las menores.

/// Por María Eugenia Vega

Mientras se recopila evidencia por la denuncia de presunto abuso sexual contra Mario (el Chingolo) Ortíz, la Justicia comienza a transitar un nuevo camino para determinar qué sucederá con las niñas. Tiene que ver con la decisión de quitarle o no la guarda a la madre de las menores que estuvieron desaparecidas durante este domingo.





Para saber las condiciones socioculturales y psicológicas en las que están sumidas las niñas, médicos y profesionales de la salud mental preparan informes mientras las contienen en el hospital, donde aún están internadas.





Su periodo de residencia en el nosocomio ha versado en varias causas. La principal razón fue realizar el chequeo general para preservar su estado de salud clínico, mientras se les practicaba estudios para constatar si fueron violentadas de alguna manera. Según revelaría el primer informe que llegó al ANIVI, las nenas no presentaban signos de abuso sexual con acceso carnal o algún tipo de lesiones recientes que puedan determinar que vivieron ultrajes físicos el día que el Chingolo se las llevó.




Leé: Esto dice el informe del médico legista

Sin embargo, esos datos carecen de precisión a la hora determinar si realmente fueron víctimas de algún tipo de abuso, independiente a la violación. Para ello, su relación con los profesionales de ANIVI será clave, el día que visiten la Cámara Gesell.




Estas pruebas son determinantes a la hora de tomar una decisión con respecto al estado procesal del sospechoso, que aún no fue imputado en la causa penal por el juez de instrucción, Guillermo Adárvez.



Por otro lado, se intentará determinar un panorama discriminado sobre cada aspecto de la vida de las nenas: cómo viven, sus condiciones alimentarias, su situación de escolaridad, su vida cotidiana, su ambiente y fundamentalmente por qué se fueron con un sujeto que no era parte de su familia, que las mantuvo ocultas por casi 24 horas, y por qué la madre no sólo lo permitió, sino que también no acompañó la investigación, a tal punto de "obstruirla".


Leé: Hay sospechas sobre la madre de las nenas

El detalle de esos informes será elevado al juez de Familia, De la Torre, quien tomará una decisión sobre la situación personal de las nenas y dispondrá su guarda. Es válido destacar que el padre biológico de las mellizas de 6 años está "presente" e hizo declaraciones en Canal 13 sobre su vínculo con las nenas. El sujeto dijo que "las nenas no están con otra persona que no sea la madre, pero que ya hubo dos oportunidades en las que El Chingolo se las llevó".



Sobre este tema particular, la madre y el sujeto sospechoso habían incurrido en contradicciones en sus declaraciones públicas. Cuando la mujer habló con los medios, tras la desaparición de sus hijas, dijo que "se las había llevado una sola vez, de vacaciones" porque lo conocían y lo querían. Ortíz, por otro lado, manifestó antes de quedar detenido en sede policial, que "ya había vivido con ellas" y que "las quería como a sus hijas".


Leé: Habló el Chingolo antes de ir preso

Lo cierto es que son varios los interrogantes que se presentan en este sentido, ya que el sujeto dijo que "se las llevaba un día de vacaciones", pero la Justicia y la Policía saben que él no tiene vivienda para albergarlas, más que un rancho entre piedras, ubicado en las inmediaciones de la Planta de Residuos Urbanos de Las Talas, a varios kilómetros de la casa de las nenas.



La denuncia que causó revuelo fue realizada por una vecina, quien aseguró ante las autoridades que "ese sujeto les hacía cosas feas a las nenas", y que conocía de la situación porque una de ellas, la mayor, que es amiga de su hija, le había confesado detalles sobre la relación indebida que el sujeto mantenía con las nenas.


Leé: Investigan el vehículo en el que trasladaron a las nenas

Según parece, la madre se las entregaba ("se las prestaba", según le dijo a la Policía) una vez por semana, precisamente los días sábado. Este punto, que no es menor, también es parte de las hipótesis que investiga la fuerza.


Comentarios