Policiales
Domingo 09 de Julio de 2017

Caso Merino: Investigarán la presunta falsificación de la firma de la víctima y el juez quedó en la mira

Si se comprueba que el día que hicieron la denuncia contra Sebastián Merino no concuerda con las pericias caligráficas, el juez Adarvez quedaría en problemas.

Continúa el escándalo por el caso de Sebastián Merino quien fue procesado y quedó alojado en el penal por la presunta violación de la hija del ex diputado Alfredo Castillo. Esta vez, y a pedido de la defensa de Merino, realizarán pericias caligráficas a la denuncia por creer que fue hecha de manera apócrifa. Es decir, que la denuncia que se registró cuando comenzó el proceso fue realizada por el mismo ex diputado pero al tratarse de un delito de instancia privada esto podría quedar sin efecto. Esta era una de las causas por las cuales la fiscalía pedía la nulidad del proceso y el sobreseimiento inmediato del joven acusado. También el fiscal Carlos Rodríguez había confirmado a este medio que no encontraron pruebas que comprueben la vejación y que, en su entender, no hubo violación sino acto sexual consentido.

Pero el escándalo trepó aún más porque, se conoció bajo cuerda esta semana, que existe un documento público sospechado de haber sido adulterado y creen que el mismo juez que instruyó la causa, Guillermo Adarvez, tiene vela en el entierro. De comprobarse que la hipótesis de que la firma de la víctima fue agregada después y que ella no hizo la denuncia, el juzgado del magistrado quedará en el ojo de la tormenta. Una de las posibilidades es que la fiscalía deba denunciar el episodio, que se considera delito, y Adarvez quede investigado. Si resulta culpable se pedirá un jury de enjuiciamiento para su posterior destitución.

Lea: La defensa acusó al juez de "favorecer al denunciante por su amiguismo"

Comentarios