San Juan 8 > Policiales > empleado

Pagaron $250 mil por una casa, pero un empleado de una empresa los estafó

La familia realizó la denuncia en el área de Defraudación y Estafas después de que un empleado de una constructora los engañe. Creen que hay más personas afectadas.

Walter Espejo y Ester Valdez son un matrimonio que junto a sus cuatro hijos están atravesando una historia de terror. Es que aseguran que fueron estafados por un empleado de una empresa constructora. La pareja llegó hasta la redacción de sanjuan8.com con la denuncia en mano y una historia de dolor.

Te puede interesar...

Walter, explicó a este diario que en febrero de 2021 comenzaron a pagar por una casa de material liviano. Las cuotas pactadas fueron de $12 mil con la promesa de que al cumplir los 18 meses de pago se comenzaría una construcción que apenas en 90 días permitiría que la familia Espejo-Valdez esté bajo el techo de la vivienda tan ansiada.

Pero, el problema se generó cuando la pareja por problemas económicos se atrasó en el pago de una cuota. Rápidamente pudieron conseguir el dinero y se pusieron al día, pero la transferencia se realizó a César Cabaña, empleado de Auto Hogar.

contrato estafados.jpg

Lamentablemente, Walter fue despedido de su trabajo y con la indemnización decidió pagar hasta la cuota 18 y así tener la posibilidad de dejar de alquilar y poder vivir en su propia casa. Fue así que realizó una transferencia nuevamente al empleado con quien realizaron todo el tramite administrativo.

Una vez que eligieron el terreno, que según ellos se encuentra detrás del club UVT, procedieron a pactar una reunión en una escribanía. Pero, Cabañas antes del encuentro les dijo que había sido suspendido de la empresa y dejó de contestar los mensajes y de repente su foto de perfil dejó de aparecer.

Ante la sospecha de lo peor, la pareja fue hasta la empresa y fue ahí cuando una persona les dijo que Cabañas era un estafador y había sido despedido. Además, les informaron que su contrato había sido dado de baja por falta de pago.

denuncia.jpg

“La empresa jamás avisó que los empleados eran estafadores y ahora nosotros tenemos que hacernos cargo de semejante estafa”, dijo Ester con lagrimas en los ojos. Es que la familia debe abandonar la casa que están alquilando porque se vence el contrato: “Estamos desesperados, no tenemos donde vivir”, dijeron ambos sosteniendo decenas de comprobantes de pagos.

Por ahora, hay una sola denuncia, pero aseguran que hay varias familias afectadas por Cabañas que comenzó a percibir dinero a su cuenta y jamás realizó la derivación a los fondos de la empresa que actualmente dijo que no podrá hacerse cargo del exempleado presunto estafador.