"
San Juan 8 > A un click > hábitos

Los cinco hábitos que tienen las mujeres con buena autoestima

Son considerados la clave para alcanzar el éxito en diversos ámbitos de la vida desde la implementación en las rutinas diarias.

La autoestima es la capacidad que tiene una persona para valorarse, amarse y aceptarse a sí misma y su desarrollo se da en la infancia intermedia, donde el individuo compara su “yo real” con un “yo ideal” y con las personas de alrededor. El desarrollo personal son las acciones y cambios que implantamos en nuestra vida para tener nuevos comportamientos y actitudes mejores y más positivas de las que se disponía anteriormente.

El primer paso para saber cómo cultivar el amor hacia uno mismo es conocer en profundidad cómo nos percibimos a nosotros mismos para así identificar si se hace desde un lugar amable y, en caso contrario, poder mejorarlo día tras día. Si bien es cierto que a priori puede parecer un tema de lo más banal, la salud mental tiene un papel fundamental en la búsqueda del éxito y la realización personal de cada uno.

Así lo confirma la Universidad de Harvard, donde el psicólogo Adam Grant logró identificar a través de un estudio cuáles son los cinco hábitos que tienen en común las mujeres con alta autoestima y que, a su vez, son seguras de sí mismas.

Te puede interesar...

Los cinco hábitos de las mujeres con buena autoestima

Aceptar los errores. Cuando una mujer tiene una alta autoestima, es capaz de abrazar sus fallos. Al emprender cualquier tipo de proyecto, es evidente que no todo irá sobre ruedas, siendo habitual que surjan obstáculos y dificultades con las que lidiar. A pesar de que podamos encontrarnos con momentos de desesperación, fracaso o la necesidad de comenzar de nuevo, el psicólogo de Harvard aconseja estar preparado para ello. Además, dijo que en cualquier reto personal, es fundamental fijar un objetivo que nos represente y considera que, tanto en la concepción como en la propia ejecución de cualquier objetivo, la esencia de cada persona debe estar presente y que la mujer sea capaz de verse reflejada en lo que va a presentar al mundo.

Salir de la zona de confort. Trabajar en la búsqueda de un objetivo en específico puede servir para conocerse mejor a uno mismo y esto en muchas ocasiones implica salir de nuestra zona de confort o, lo que es lo mismo, de aquellos lugares en los que nos sentimos seguros. Mientras exploramos nuevas maneras de poder llegar a conseguir nuestras metas, podremos descubrir distintas situaciones que no habíamos experimentado antes y que pueden ayudarnos a la hora de enriquecernos y desarrollarnos como personas.

Rodearse de personas que aportan algo. Adam Grant subraya que es un gran error para una mujer de alta autoestima el rodearse de personas que vierten con frecuencia comentarios negativos, ya que estos no son de ninguna ayuda a la hora de alcanzar sus logros en la vida. Aunque es inevitable que haya alguna opinión que pueda llegar a afectar de forma nefasta, gran parte de su éxito se basa en ser capaz de conocer su entorno y rodearse de personas que aportan.

Ser capaces de reconocer los propios méritos. Otro de los hábitos que tienen en común las mujeres con alta autoestima según Harvard, tiene que ver con la propia capacidad para reconocer los méritos. Es probable que a lo largo de la vida, hayan llegado a conseguir el éxito en un mayor número de ocasiones de las que piensan, ya que no es necesario que se destaque de una manera muy importante, sino que a veces se trata de pequeños pasitos obtenidos.

Apostar por un objetivo que nos represente. En todos los empeños personales, es esencial que se refleje lo que se desea comunicar acerca de uno mismo. Por lo tanto, tanto en la concepción como en la ejecución de cualquier objetivo, la esencia debe estar presente y ser capaz de verse reflejada en lo que presentarás al mundo. La satisfacción personal al abordar una tarea que te importa es el mayor éxito, por lo que los comentarios externos y la inseguridad no deben ser obstáculos en este camino.

Frases para saber si una mujer es segura de sí misma, según Harvard

“Sentirnos seguras con nosotras mismas nos hace ser capaces de mostrar orgullo, fortaleza y vulnerabilidad sin esperar la validación de terceros y a eso se lo llama amor propio”, señala la doctora Courtney S. Warren, licenciada por Harvard en Psicología, quien publicó un artículo con nueve frases que una mujer segura de sí misma utiliza con frecuencia.

“No”. Aunque parezca sencillo, decir esta negativa implica una frase completa con todo su significado y en ocasiones es todo lo que se necesita para expresar nuestro grado de oposición sin molestarte en justificar la razón.

“Déjame pensarlo antes de decirte algo”. Elegir con cuidado nuestras respuestas es un indicativo de que somos personas emocionalmente seguras y capaces de expresarnos de forma correcta y sin impulsos.

“Me siento incómoda con esta situación”. Expresar nuestras necesidades de forma respetuosa y establecer límites en la relación con los otros reafirma nuestra autenticidad.

“Soy así y estoy orgullosa de serlo”. Con esto no quiere decir que no aceptemos críticas, sino que somos fieles a nuestros valores e ideales, algo que no solo nos da seguridad a nosotros mismos, sino también a aquellos que nos rodean y nos ven como un ser coherente.

“¿Crees que soy así?”. Considerar las críticas como un elemento para evolucionar y no como un ataque personal es un rasgo de persona segura. Tomarlas en consideración lleva a analizarse para reafirmar el ser o cambiar y mejorar.

“Siento que no estés bien, ¿podría ayudarte?”. La capacidad de empatizar con su entorno sin prejuicios hace a estas personas capaces de relacionarse comprendiendo que alguien puede tener un mal gesto o mala contestación y que no por ello es algo personal contra sí mismo.

“Creo en esto”. Las personas con alto grado de seguridad también tienen un compromiso elevado con aquellas causas que se alinean con sus valores y los defenderán sin apocarse.

“Voy a intentarlo”. A pesar del fallo o de la opción a que no salga bien, su sentimiento de confianza es tal que les impulsará a un nuevo esfuerzo, permitiéndose así probar nuevos hobbies, viajar, conocer gente, etc.