"
San Juan 8 > A un click > éxito

Estos son los cinco hábitos para alcanzar el éxito

Se trata de las claves para conseguir las metas y mantener estabilidad y paz mental en el proceso de alcanzar el éxito.

El éxito es algo que buscamos conseguir en cualquier propósito cambiando pequeños aspectos de nuestra vida y, según Adam Grant, psicólogo licenciado en Harvard, lograrlo es más que posible: solo es necesario saber cuáles son los puntos clave y ponerse manos a la obra para integrarlos en la rutina.

El éxito depende únicamente de las metas que cada persona tenga en su horizonte. Pueden ir desde un ascenso laboral hasta alcanzar una marca deportiva o conseguir una mejora en el ámbito personal. Sea cual sea el frente que tengamos en mente, aplicar estos cambios es, según Grant, la clave para lograrlos.

Pero, cuando hablamos de objetivos que tenemos en mente, lo interesante no es solo conseguirlos, sino ser capaces de mantenerlos en el tiempo. Por eso es importante que estas propuestas no se limiten a un momento puntual, sino que seamos capaces de convertirlas en hábitos que realicemos casi inconscientemente en nuestro día a día.

Te puede interesar...

Cuál es la propuesta del especialista de Harvard

La propuesta de Grant se desarrolla en puntos que se corresponden con pequeños cambios que pueden aplicarse a distintos ámbitos de la vida.

Cinco de ellos son clave, los podemos empezar a practicar ya para llegar a ese éxito que ansiamos y son:

Aceptar los errores. A la hora de embarcarse en cualquier tipo de proyecto, sobra decir que lo más probable es que no sea un camino de rosas constante y que, en algún momento, tengamos que enfrentarnos a la desesperanza, el fracaso o la necesidad de volver a empezar. Por eso, Grant recomienda prepararse para este momento, primero, permitiéndonos cometer errores y, después, no teniendo miedo de retroceder si sentimos que nos estancamos. Así, el proceso será mucho más orgánico y, aunque se ande más despacio, llegarás con paso más firme a destino.

Apostar por un objetivo que nos represente. Algo fundamental en todos nuestros proyectos personales es que digan de nosotros justo lo que queremos transmitir. Por eso, tanto en el planteamiento como en el desarrollo de cualquier objetivo, nuestra esencia debe estar presente y ser capaz de verse reflejada en lo que vamos a mostrarle al mundo. No hay mayor éxito que la satisfacción personal a la hora de abordar una tarea que nos importe, por eso ni los comentarios ajenos ni la inseguridad deberían ser un obstáculo en este camino.

Ponerse uno mismo a prueba. En el proceso de conseguir un objetivo concreto, podemos llevarnos el regalo de conocernos mucho más a nosotros mismos y eso implica, en ocasiones, salir de nuestra zona de confort. En las nuevas formas que exploramos para llegar a nuestra meta concreta, también podemos ir más allá y descubrir otros lugares y situaciones que quizás no nos habíamos planteado hasta ahora y que pueden enriquecernos mucho.

Rodearnos de personas que aporten. De nada sirve contaminarte con comentarios negativos cuando estamos luchando por conseguir un propósito. Y sí, a veces es inevitable que alguna opinión caiga peor, pero parte de este éxito pasa también por conocer nuestros ambientes y con quién compartimos los progresos, no para que nos alaben todo lo que hagamos, sino para recibir un feedback constructivo que nos ayude a avanzar por el camino correcto.

Reconocer nuestros méritos. Es más que probable que, a lo largo de nuestra vida, hayamos alcanzado ese éxito con el que soñamos muchas más veces de las que creemos. No tenemos por qué ir a lo grande, revisar nuestro día a día y ser realista con todo lo que alguna vez nos propusimos y conseguimos, por muy insignificante que nos pueda parecer. Esto nos ayudará no solo a sentirnos mejor con nosotros mismos, sino también será una motivación extra que nos aliente en los momentos más débiles y nos sirva de refuerzo durante todo el proceso.

FUENTE: TN