San Juan 8 > A un click > rojo

Descubrieron porqué el color rojo alerta y activa la mente

Es una tonalidad que, además, permite prestar atención a los detalles. Por qué este tono tiene un mayor impacto en el funcionamiento del cerebro.

Los semáforos en rojo obligan a los conductores a detenerse debido a que este color produce un efecto de señalización y advertencia, las cerezas maduras se destacan del árbol por su tonalidad. Ahora investigadores del Instituto alemán Ernst Strüngmann (ESI) de Neurociencia buscan saber si este tono activa las ondas cerebrales con más fuerza que otros.

El estudio realizado por Benjamin Stauch, Alina Peter, Isabelle Ehrlich, Zora Nolte y el director de ESI, Pascal Fries, se centra en la corteza visual temprana, también conocida como V1. Es el área visual más grande del cerebro y la primera en recibir información de la retina. Cuando esta área es estimulada por imágenes fuertes y homogéneas, surgen ondas cerebrales (oscilaciones) a una frecuencia específica llamada banda gamma, pero no todas las imágenes generan este efecto en la misma medida.

Te puede interesar...

“Recientemente, muchas investigaciones intentaron explorar qué entrada específica impulsa las ondas gamma”, explicó Stauch. Y añadió: “Una entrada visual parece ser superficie coloreada, especialmente si es roja. Los investigadores interpretaron que esto significa que el rojo es evolutivamente especial para el sistema visual porque, por ejemplo, las frutas a menudo son rojas”.

Pero, ¿cómo se puede probar científicamente el efecto del color? Después de todo, es difícil definir un color de manera objetiva y es igualmente difícil comparar colores entre diferentes estudios. Cada monitor de computadora reproduce un color de manera diferente, por lo que el rojo en una pantalla no es el mismo que en otra.

Los colores activan las células sensibles a la luz

Los humanos percibimos el color cuando se activan ciertas células sensibles a la luz en la retina, llamadas conos, que responden a los estímulos de luz convirtiéndolos en señales eléctricas, que luego se transmiten al cerebro.

Para reconocer los colores, necesitamos varios tipos de conos. Cada tipo es particularmente receptivo a un rango específico de longitudes de onda: rojo (conos L), verde (conos M) o azul (conos S). Luego, el cerebro compara la fuerza con la que reaccionaron los respectivos conos y deduce una impresión de color.

Funciona de manera similar para todos los seres humanos, por lo tanto, sería posible definir los colores de manera objetiva midiendo la fuerza con la que activan los diferentes conos de la retina. Los estudios científicos con monos demostraron que el sistema visual primitivo de los primates tiene dos ejes de color basados en estos conos: el eje LM compara el rojo con el verde, y el eje S—(L+M) es del amarillo al violeta.

“Creemos que un sistema de coordenadas de color basado en estos dos ejes es el adecuado para definir los colores cuando los investigadores quieren explorar la fuerza de las oscilaciones gamma. Define los colores según la fuerza y la forma en que activan el sistema visual temprano”, dijo Stauch.

El rojo llama más la atención que otros colores

Por su parte, el neurocientífico Bevil Conway, especialista en percepción visual, y su equipo descubrieron que hay grupos de neuronas que detectan diferentes tonalidades y esto sugiere que hay ciertas neuronas codificadas para interpretar colores. Uno de los aspectos más interesantes de este estudio es que no todos los colores tienen la misma jerarquía en cuanto al nivel de estimulación cerebral que provocan.

El grupo de neuronas que se encarga de procesar el color rojo es mucho mayor que el de otros colores, seguido por el verde, azul y amarillo. Tras esta investigación, el Dr. Conway confirmó (a nivel neuronal) la teoría de que el color rojo tiende a capturar nuestra atención con mayor facilidad que otros colores.

En este sentido, la sensación de urgencia que nos puede generar ver las notificaciones de Facebook, por ejemplo, podría estar influenciada por el sentido de alerta que nos provoca el color rojo, pero hay que aclarar que, en la práctica, la estimulación cerebral depende de un conjunto de factores multisensoriales, más allá de solo un color. De otra forma, terminaríamos saturando los espacios publicitarios de rojo y verde.

FUENTE: TN

Temas