"
San Juan 8 > San Juan > Policía de San Juan

Tras 8 años de espera, un excomisario será juzgado por violencia de género

Se trata de Hugo Raúl Torres, quien llega a juicio por el delito de coacción contra una expareja, quien también trabajó como funcionaria policial.

Una mujer que trabajó como agente de la Policía de San Juan denunció a su expareja un comisario retirado por violencia de género y tuvo que esperar 8 años para poder llegar a juicio. Se trata de Lorena Vargas, quien en el año 2015 usó su cuenta de Facebook para contar el calvario que estaba viviendo.

Por una serie de denuncias que realizó tanto en la Comisaría 20° de Angaco como en la de la Comisaría de la Mujer, Vargas logró que Hugo Raúl Torres fuera acusado por el delito de coacciones. Como en ese momento la provincia aún no adhería a la Ley Nacional Contra la Violencia de Género y tampoco existía el CAVIG (Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género), el caso cayó a un Juzgado de Instrucción y por eso la demora.

Leé también: Habló la agente tras la liberación de su ex, el comisario retirado: “Tengo mucha rabia y miedo”

Te puede interesar...

De acuerdo, a lo que contó la denunciante Torres deberá presentarse en Tribunales para ser parte de un juicio por violencia de género.

El caso

Todo comenzó en el 2003 cuando tuvieron una relación amorosa. Siete años después decidió terminar la relación porque él la maltrataba. Ese fue el comienzo de las agresiones y las ofensas. La joven agente contó que hasta le rayó el auto. Una noche, descubrió que aún tenía llave del domicilio y él estaba adentro. “Radiqué una denuncia por presunta violación de domicilio, pero el jefe de la Comisaría 20ª (no precisó quien fue) lo convirtió en un expediente contravencional y quedó ahí”, dijo.

Luego de una nueva denuncia, pero en la Comisaría de la Mujer, tuvo intervención el Juzgado de Familia. “Él me decía que, si yo lo dejaba, él se las iba a cobrar. Que me iba a matar, que me iba a cargar en su camioneta y que me iba a enterrar. Que nadie se iba a enterar y que con sus contactos iba a generar que yo estaba en otro lado”, contó y agregó. “Me decía, si quiero yo te quemo la casa. Si quiero te hago trasladar lejos”. Otra de las denuncias fue por amenazas y coacción. La mujer aceptó que tiene miedo y que cree que puede usar sus influencias para concretar sus cometidos.