San Juan 8 > Policiales > Mendoza

Mató a la madre de sus hijos, le contó a su tía y se fue a dormir

Jésica Olguín era oriunda de Mar del Plata, y en Mendoza vivía sola con sus tres hijos. Los dos más chicos los tuvo con su femicida, Juan Manuel Tarres. En el 2021, la víctima ya había denunciado al acusado por violencia de género. Éste tenía prohibición de acercamiento.

La víctima del primer femicidio de este 2023, Jésica Olguín, de 33 años, vivía en Las Heras junto con sus tres hijos. Los dos más chicos los tuvo con su presunto femicida, Juan Manuel Tarres, de 48 años, mientras que el más grande era de una relación anterior. La mujer era oriunda de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, y no tenía familiares en Mendoza. En el 2021, Tarres fue denunciado por haberla ahorcado y amenazado de muerte.

Juan Manuel Tarres, ya había sido denunciado por violencia de género por parte de Jésica Olguín. Fue después de un violento episodio ocurrido el 13 de octubre del 2021 en la casa del electricista, en calle Tomás Guido al 3.400, de Las Heras.

Te puede interesar...

Juan Manuel Tarres, de 48 años, tuvo dos hijos con Jésica Olguín, de 33 años.

En aquel momento, la mujer denunció que peleaban alrededor de las 11, como tantas otras veces. Pero todo cambió cuando Tarres le pegó un cachetazo, le golpeó la cabeza contra una pared y le apretó el cuello para ahorcarla, mientras le dijo: "Andate porque te mato hija de puta". Fue tal el temor que le dio a Jésica que decidió denunciarlo.

Como ocurre en todos estos casos, la víctima fue revisada en el Cuerpo Médico Forense, donde médicos constataron las lesiones tal cual ella las había detallado, además de encontrar lesiones anteriores, de las cuales no hizo referencia. Debido a esto, la Justicia de Familia dispuso a Juan Manuel Tarres una prohibición de acercamiento y cualquier tipo de contacto con ella.

El 7 de abril del 2022, se intentó hacer la primera audiencia en el Polo Judicial, pero fue suspendida al parecer por un problema de comunicación. Al comenzar, con la jueza Eleonora Arenas, una ayudante fiscal de Violencia de Género y la defensora oficial de Tarres, se indicó que ninguno de los dos se había presentado, por lo que no se podía avanzar y decidieron fijar otra fecha.

Jésica Olguín tenía 33 años y era madre de tres chicos. Era oriunda de Mar del Plata, donde vive toda su familia.

Pero, en realidad, hubo una demora en el ingreso a la audiencia debido a que cuando llegó Jésica Olguín, le indicó a los policías de mesa de entrada que el hombre tenía prohibido acercarse a ella. Por esto, los efectivos activaron el protocolo correspondiente en estos casos para que víctima y victimario no tengan contacto. Esto generó una demora que no fue informada a tiempo a la jueza.

Luego, se fijaron otras dos fechas para realizar la audiencia, el 19 abril y 31 de mayo de 2022, pero Juan Manuel Tarres nunca se presentó. Según consta en el expediente, el hombre nunca fue encontrado en los domicilios que había declarado, y nunca pudieron notificarlo en persona.

El femicidio en Mendoza

En la noche del domingo, Jésica estaba sola en su departamento de calle Molinero Tejeda 3.112, del barrio Los Chiles, de Las Heras, ya que sus hijos estaban con su padre Juan Manuel Tarres, de profesión electricista. Según indicaron, el hombre le dejó los chicos a su madre para salir, y fue directo a la casa de su ex con un propósito claro, y que ya le había "prometido" tiempo atrás: matarla.

Para los pesquisas, todo indica que el hombre fue quien la maniató de pies y manos, y la ahorcó hasta matarla. Los pocos vecinos del departamento en el que vivía la mujer, aseguraron que no escucharon nada. El motivo habría sido que la mujer habría comenzado una nueva relación, y él no lo soportó.

Fue el mismo Juan Manuel Tarres quien confesó el femicidio en la madrugada de este lunes. Fue cuando llegó a la casa de su tía, en Guaymallén, a quien le dijo que había matado a su ex, y se fue a dormir.

Jésica Olguín fue encontrada muerta atada de pies y manos boca abajo en la habitación de su departamento en calle Molinero Tejeda 3.112, de Las Heras.

Alterada, la mujer llamó a Maximiliano, de 33 años, hermano del presunto autor, y le contó lo ocurrido. Rápidamente fue a la Comisaría 36, de Las Heras, donde lo denunció y aportó todos los datos de la mujer.

Cuando llegaron al lugar confirmaron el femicidio, ya que se encontraron con la escena del crimen. Allí, el hermano del presunto femicida detalló que tenían muy mala relación, con "muchas idas y venidas" debido a las constantes peleas.

Además de sus tres hijos, Jésica Olguín tenía amigas y amigos en Mendoza, pero no familia directa, ya que todos residen en Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, de donde ella también era oriunda.