Comscore

POLICIALES

Crimen en Rodeo: cómo dieron con los detenidos a un mes de la desaparición

La expareja de la víctima junto a la actual pareja de ella, son los únicos implicados hasta el momento por el asesinato de Rubén Quiroga. Las entrevistas a los vecinos fueron clave en el avance de la investigación.

Esta tarde se conoció el peor final de la desaparición del iglesiano que era intensamente buscado: Rubén Quiroga (55) fue asesinado y su cuerpo quemado. Cómo dieron con su expareja y el actual marido de ella, los únicos sospechosos del homicidio hasta el momento.

LEE TAMBIÉN:
Encontraron muerto al iglesiano que estaba desaparecido: hay dos detenidos

LEÉ TAMBIÉN:Encontraron muerto al iglesiano que estaba desaparecido: hay dos detenidos

En la búsqueda inicial que realizaron en la vivienda de Quiroga, los efectivos advirtieron que no faltaban sus pertenencias, sólo su bicicleta, su DNI y su celular personal. Se trató de un primer indicio de que no tendría planificado irse y menos con el poco abrigo que tenía la última vez que lo vieron por la zona.

Sin pistas firmes y a la par de un intenso rastrillaje con personal de Geras, Seguridad Personal, Búsqueda, Comisaría 22º, con la ayuda de drones y hasta el helicóptero provincial; se realizaron entrevistas a cada uno de los vecinos de la zona. Una de ellas fue la expareja de Quiroga, que hizo ruido en los investigadores al no coincidir su testimonio con el de los vecinos.

Tras esta encrucijada, el juez Eduardo Alonso, titular de la Segunda Circunscripción Judicial, ordenó la detención de la expareja, Glenda Návila Aciar (23) y su actual marido, Luis Montaño (22), tarea que se llevó a cabo alrededor de las 11 de este viernes en la vivienda ubicada en .

Una vez aprehendida, la mujer se quebró y confesó que Quiroga fue asesinado y luego quemado para cubrir los rastros, según informaron altas fuentes intervinientes en el caso. En los detalles, la implicada dijo que su marido fue quien lo asesinó al costado de la RN 150 e incineró su cuerpo. Con la confesión y la orden del juez, realizaron el allanamiento en la casa de Aciar, ubicada en RN 150 y calle Tiro Federal, para buscar evidencia relacionada a la causa.

Las pericias de las señales del celular personal de Quiroga dan cuenta de que se utilizó por última vez la madrugada del 23 de mayo pasado, cuando los familiares lo vieron por última vez. Los investigadores no descartan que podría haber sido asesinado ese mismo día.

Los próximos pasos serán peritar la zona donde lo habrían quemado y en el caso de encontrar restos óseos, cotejarlos con el adn de sus familiares. Aún no dan con la bicicleta ni se conoce con qué arma u objeto asesinaron a Quiroga. Mientras tanto, los detenidos permanecen en los calabozos de la Comisaría 22º, vinculados con el delito de homicidio que podría agravante por alevosía.