San Juan 8 > Ovación > Sergio Ramos

Sergio Ramos tras la muerte de su amigo en un accidente: "Aún no me lo creo"

Sergio Ramos atraviesa uno de los momentos más dolorosos de su vida, después de que en la últimas horas su amigo y socio, Rainer Schaller, muriera trágicamente junto a su familia en un accidente aéreo.

Te puede interesar...

El futbolista del PSG y Schaller eran socios de la cadena de gimnasios McFit, que opera en más de 50 países alrededor del mundo.

“Aún no me lo creo, porque la pérdida es infinita y muy dolorosa”, escribió el defensor del París Saint Germain en su cuenta de Instagram, devastado tras la noticia.

“Se ha ido un grande, un trabajador incansable, una persona maravillosa, pero, sobre todo, un gran amigo. Gracias por tu vitalidad, alegría, confianza y generosidad. Gracias por hacerme parte de tu ‘familia’. Os recordaremos siempre. Nuestros pensamientos están con vuestros seres queridos”, remarcó el español.

Cómo fue el accidente aéreo en el que murió Rainer Schaller y su familia

Schaller y su familia habían partido de México en un jet privado pilotado por un piloto suizo con destino el aeropuerto de Limón, en Costa Rica. Sin embargo, el avión desapareció del radar cuando volaba cerca de la costa del Caribe de Costa Rica alrededor de las 18 (hora local) del viernes 21 de octubre.

Entonces, comenzó la búsqueda de la Dirección de Aviación Civil de Costa Rica, que primero informó que no hubo mensajes de emergencia por parte del piloto del jet.

A bordo del avión iban Schaller, de 53 años, su pareja, Christiane Schikorsky (44), y sus dos hijos menores de edad, así como otro alemán identificado como Marcus Kurrek, de 40 años y el piloto.

Aunque luego solo dos de esos cuerpos fueron hallados -el del empresario y el de su hijo de 5 años-, por el estado en el que estaban los restos del avión Piaggio 180 Avanti encontrados en el Mar Caribe, las autoridades de Costa Rica y Panamá -que colaboró con la investigación- declararon que no había sobrevivientes.

La familia Schaller había programado cinco semanas de vacaciones por América Latina. Su plan, después de visitar México, era ir a Costa Rica y Chile. Pero a tan solo 28 kilómetros de aterrizar en Limón, la aeronave desapareció de los radares.