Comscore

POLICIALES

La familia del bebé apelará por el procesamiento de la niñera y pedirá que cambien el juez

Luego de que se conociera que el juez Benito Ortíz procesara y se declara incompetente a la niñera acusada de golpear a un bebé hace más de un año, la familia de la víctimas presentará su queja formal.

"Las lesiones fueron gravísimas, no son propias de caerse de un changuito", lo aseguran los padres del pequeño que hasta tuvo que ser operado por las consecuencias de una posible golpiza. El juez Benito Ortiz le quitó gravedad al hecho y pidió que pase a un juzgado correccional, porque cree que no hubo intención, sino que más bien se trató de un delito culposo.

Las heridas severas que tuvo el pequeño corresponden a tres fisuras en el cráneo, producto de los golpes que recibió, un problema en uno de los ojos, consecuencia del zamarreo, marcas en el tórax y otras lesiones que lo llevaron a ser operados dos veces. El niño estuvo muy grave, a punto de morir. Afortunadamente los médicos lo salvaron, pero pese a esa situación, la mujer nunca fue detenida por el magistrado que llevó la causa.
Ahora la procesó y se declaró incompetente, enviando ese expediente al juzgado correccional de turno para que se haga cargo, porque cree que las lesiones no fueron graves y que no existió intencionalidad, por lo que se trataría de un delito culposo, según pensó el juez.
Esta situación será apelada por la querella con una medida oficializada ante la Cámara de Apelaciones para que le endurezca el delito a la niñera Velázquez, para que finalmente quede detenida. Si la queja prospera y la Cámara le da la razón a la querella, la familia también solicitará que le quiten la causa a Ortiz y la remitan a otro juzgado.