San Juan 8 > Espectáculos > Marilyn Monroe

¿Mantuvo Marilyn Monroe una relación con Cass Chaplin y Edward G. Robinson Jr.?

Rubia, la película de Netflix basada en la vida de Marilyn Monroe generó polémica incluso desde antes de su estreno. En voz baja, como corresponde en tiempos de corrección política, muchos medios estadounidenses se mostraron sorprendidos por la elección de la actriz que se pondría nada menos que en la piel del gran mito erótico de la industria del entretenimiento. Sin embargo, la cubana Ana De Armas terminó demostrando que estaba a la altura de aquel desafío y regalándole a Hollywood una interpretación tan exquisita como realista. Pero solucionado ese primer escollo, ciertos pasajes de la historia comenzaron a generar la indignación de los puristas de las biopics.

Te puede interesar...

Si bien estaba claro desde el momento en el que se anunció el proyecto que el guion se basaría en la novela biográfica Blonde, publicada en el año 2000 por la reconocida escritora estadounidense Joyce Carol Oates, una vez que se estrenó el film, las redes sociales se llenaron de mensajes cuestionando la veracidad de algunos pasajes.

¿Fue Marilyn usada y abusada por el impoluto héroe estadounidense John F. Kennedy? ¿Realmente decidió someterse a un aborto? ¿La estrella mantuvo una relación de a tres con Edward G. Robinson Jr. y Cass Chaplin, el hijo del legendario Charles Chaplin, antes de casarse con Joe Di Maggio?

Las dos primeras preguntas son difíciles de responder. La última, en cambio, no. En el film de Andrew Dominik, una Marilyn deseosa de triunfar en la industria conoce a dos jóvenes que le muestran el lado más oscuro y filoso de Los Ángeles: el de las noches eternas, las drogas y el sexo sin tabúes.

Los dos muchachos en cuestión, al igual que ella, están dando los primeros pasos en sus carreras, pero a diferencia de Marilyn, jugaban con cierta ventaja: además de ser hombres, ambos son hijos de famosos actores. Charles “Cass” Chaplin (Xavier Samuel) era descendiente del mítico “Carlitos” y Edward G. Robinson Jr. (Evan Williams), de un reconocido intérprete de la época del que, entre otras cosas, heredó el nombre.

Esa relación de a tres, que en un principio se revela como una suerte de viaje iniciático para la frágil, inocente y sensual Norma Jean termina convirtiéndose en una pesadilla llena de crueldad y traiciones. Justamente, producto de ese vínculo, Marilyn queda embarazada, pero sus amigos huyen empujándola, de alguna manera, a tomar una decisión que terminaría torturándola.

Tiempo después, cuando una Marilyn ya adorada por el público parece encontrar en Joe Di Maggio a un hombre a su medida, reaparecen para chantajear al deportista y flamante marido de la actriz, enviándole viejas fotografías de Monroe desnuda.

No conforme con el daño ya provocado, Robinson reaparece para enviarle a Marilyn una carta póstuma de Chaplin Jr., en la que el hombre confiesa haber escrito todas las cartas firmadas por el padre de la actriz. Un acto de crueldad sin sentido que termina de desquiciarla.

¿Ocurrieron estos hechos en la vida real? ¿Y en la novela? En principio, Joyce Oates sí da cuenta del triángulo amoroso, pero con algunas diferencias significativas con respecto a la adaptación cinematográfica. Allí, la actriz conoce al primogénito de Chaplin en una fiesta y queda encantada con él. Comienzan un tórrido romance y al poco tiempo, él le presenta a su amigo Robinson Jr.

En las páginas escritas por Joyce Oates, además, la relación entre los tres nunca pierde su tono armonioso y de camaradería. De hecho, describe a Cass y a Robinson Jr. como los únicos amigos verdaderos que la acompañaron a la actriz durante toda su vida. En la novela no se habla ni de abandono, de traición ni de chantaje.

Pasemos ahora a la vida real. Cass Chaplin y Marilyn mantuvieron un romance que duró apenas un par de meses. Así lo insinúa el actor en su autobiografía My Father, y también se hace mención a esta relación en Goddes: The Secret Lives of Marilyn Monroe, de Anthony Summers. Este último libro asegura que Cass invitó a Monroe a cenar a su casa, junto a su familia, al menos una vez en 1947.

En lo que respecta a Edward G. Robinson Jr., la actriz lo conoció en los años 50, varios años después de su romance con Chaplin. Según Summers, cualquier pasión que pudiera haber existido entre ellos, terminó tornando pronto en amistad.

Pero si de falta de rigor se trata, quizá el punto más alto de la trama con respecto a la vida de Cass Chaplin sea el momento y el motivo de su muerte. En la película dirigida por Dominik, el actor fallece en 1962, unos meses antes de Marilyn, borracho, ahogado en su propio vómito.

En la vida real, Chaplin Jr. supo construir una carrera más o menos exitosa en los años 50 y a diferencia de su personaje homónimo en el film, pudo sustentarse por medio de su trabajo y no usufructuando la fama y el dinero de su padre, ni chantajeando amigos. El actor murió en 1968 debido a una embolia pulmonar.

Mariano D'Andrea