San Juan 8 > Espectáculos > Luisana Lopilato

Lopilato quiso aprender una canción navideña y no le salió

La actriz interpretó "Jingle Bells" frente a sus dos hijos, Noah y Elías

El fin de semana Luisana Lopilato sorprendió a sus seguidores con un divertido video que demuestra que el espíritu navideño reina en su hogar en vísperas de las Fiestas de fin de año. Desde Canadá, y con su luminoso árbol de fondo, la actriz contó que le pidió a sus hijos Noah y Elías que le enseñaran la clásica canción “Jingle Bells”. Los pequeños de 8 y 5 años respectivamente demostraron que se saben a la perfección cada estrofa, pero su madre tuvo algunos inconvenientes para repasar la letra en inglés, y se tomó con humor su versión del hit.

Te puede interesar...

La prueba de que mis hijos me enseñan todos los días cosas grandiosas”, tituló la publicación escrita en ambos idiomas. En el clip se aprecia el momento en que se para frente a sus dos hijos, quienes aparecen sentados de espalda, y les recuerda: “Hoy me iban a enseñar la canción de... Jingle Bells, ¿cómo es?”. Rápidamente el menor de los varones toma la iniciativa y empieza a entonar el estribillo: “Jingle bells, jingle bells, Jingle all the way”.

Luego de una pausa la actriz les pide que vayan por partes mientras intenta replicar la misma pronunciación que sus hijos. ‘Oh, all the fun, it is to ride’, continuó Luisana, y Elías no dudó corregirla al darse cuenta de que cometió un error: “No, mama...’Oh, what fun. It is to ride’”. Entre risas, Lopilato siguió con su original versión del hit de Navidad que muchas veces interpretó sobre el escenario su esposo, el cantante Michael Bublé.

Después de algunas muecas de temor ante la cámara y carcajadas por las imprecisiones de la actriz, siguieron cantando hasta llegar casi al final del tema musical. Sin embargo, sus hijos se percataron de varios furcios y tras marcarle algunos, disfrutaron del desopilante momento. El posteo superó los 900.000 reproducciones y se llenó de comentarios. Uno de los primeros en reaccionarcon un tierno mensaje fue el propio Bublé, quien sorprendió con una frase en español: “Me derriten” .

A mediados de noviembre el artista canadiense lanzó una edición especial de su álbum navideño Christmas, y en diálogo con la agencia EFE contó que después de una década casado con Luisana Lopilato lleva con orgullo la influencia argentina en su día a día: desde su pasión por el mate, las fiestas navideñas, hasta el tiempo que pasa cada año junto a su familia en Buenos Aires. Incluso se animó a proclamar su nacionalidad paralela: “¡Ahora soy argentino!”.

El ganador de cuatro Grammys confesó que la Navidad saca a la luz su costado sentimental y emotivo, por los momentos que disfruta junto a sus tres hijos -también son padres de la pequeña Vida, de 3 años- y su esposa. “Tú sabés, cuando tienes una esposa argentina, mate es vida; me gusta tanto por el sabor como por su aspecto social”, explica con una sonrisa los motivos de su cariño por la infusión clásica que está presente en la mayoría de las casas de las familias de nuestro país.

Amo tanto a mi esposa y era tan importante para mí asimilar su cultura y vivir en Argentina que ahora puedo entender español y hablarlo un poco”, reconoció el cantante. Sincero sobre los choques de rituales y tradiciones, aseguró que la gran discusión en su hogar es por los horarios para comer y salir. “Cuando salgo con mis amigos a la medianoche ya estoy de vuelta; en cambio ella no sale a cenar hasta las 11 o 12 de la noche, y después está por ahí hasta las 5 o 6 de la mañana, eso para mí es una locura”, comparó.

Sobre el final aclaró que a pesar de las diferencias la familia Bublé-Lopilato respeta algunos acuerdos particulares, también para celebrar la Navidad, y lo hacen a la manera canadiense, el 25 por la mañana, pero también a la argentina, festejando la Nochebuena: “Por la noche abrimos algunos regalos y por la mañana viene Santa Claus. Y por supuesto, en vez de café bebemos mate”.

FUENTE: Teleshow