San Juan 8 > A un click > trabajar

Tomarse pausas de 10 minutos podría ayudar a trabajar mejor

Así lo reveló un estudio en el cual se indicó que pausar las tareas por un corto período de tiempo puede ayudar a revitalizar a los trabajadores.

Un día laboral puede ser de muchas horas, por lo cual tomarse microdescansos de diez minutos podría ayudar a las personas a trabajar mejor y aumentar el bienestar, según un estudio que además reveló que puede colaborar a que quienes lo realicen se sientan más vigorosos y reduzcan la fatiga.

La investigación fue realizada por un equipo comandado por la doctora Patricia Albulescu en la Universidad Occidental de Timioara (WUT) en Rumania, constó en analizar 22 estudios y 19 manuscritos sobre microdescansos publicados en los últimos 30 años y en los estudios los participantes tomaron un descanso de varias tareas, incluidas simulaciones de trabajo y pruebas cognitivas no relacionadas.

Te puede interesar...

Todos pasaron sus descansos de diferentes maneras, por ejemplo, haciendo ejercicio físico y viendo videos y luego, los resultados de su descanso se compararon con los de otros participantes que no habían tomado una pausa o habían usado su tiempo libre como lo harían normalmente.

El análisis realizado por el equipo de WUT encontró que no había una asociación general entre los microdescansos y un mejor desempeño en las tareas, sin embargo, hallaron que los descansos más largos tendían a estar relacionados con un mejor desempeño, especialmente para tareas creativas o de oficina, pero menos para tareas mentalmente más exigentes.

Los jefes también participaron del estudio

El estudio sugirió que ciertas tareas rutinarias realizadas con un alto nivel de automaticidad permiten que “la mente divague, aumentando la probabilidad de cometer errores”, a la vez que indicó que los jefes podrían apoyar el bienestar de los empleados alentándolos a tomar microdescansos.

“La participación de los directivos es relevante, considerando que muchos empleados aún pueden sentir que tomar descansos puede ser percibido como un comportamiento contraproducente”, señaló el informe.

Los autores sugirieron que estudios futuros podrían investigar descansos más largos y la mejor actividad para hacer durante un microdescanso. “Nuestros resultados revelaron que los microdescansos son eficientes para preservar altos niveles de vigor y aliviar la fatiga”, señalaron.

En tanto, se indicó que cualquier actividad breve que ayude a romper la monotonía de las tareas físicas o mentales de una jornada y aunque los descansos sean pequeños, puede tener un impacto poderoso.

Los microdescansos pueden durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos y van desde hacer una taza de té hasta estirarse o mirar un video musical. Los estudios demostraron que tomárselos hace que mejore la capacidad de los trabajadores para concentrarse, cambiar la forma en que ven su labor e incluso ayuda a evitar las lesiones típicas que sufren las personas que trabajan en un escritorio todo el día.

La técnica de tomarse pequeños descansos en la jornada laboral surgió a fines de los años 80, cuando investigadores del Instituto Nacional para la Salud y Seguridad Ocupacional en Ohio, y la Universidad de Purdue en Indiana quisieron averiguar si los descansos por un período de tiempo reducido podrían aumentar la productividad o reducir el estrés.

FUENTE: TN