Comscore

SAN JUAN

Un médico sanjuanino asistió a una mujer que sufrió un ACV en pleno vuelo

La aeronave se dirigía de Salta a Buenos Aires y por acuerdo del doctor y el piloto, lo desviaron a Córdoba para que la pasajera tuviese asistencia urgente. “Fue una experiencia gratificante, porque afortunadamente tuvo un buen final”, dijo Ezequiel Lillo a sanjuan8.com.
Por Barbara Ardanaz

Pasajeros de un avión fueron testigos de un verdadero milagro en pleno vuelo. Una mujer padeció un ACV dentro de la aeronave y un médico sanjuanino fue quien la asistió y coordinó con el piloto para que desviaran el avión y conseguir una atención urgente para la paciente.

Todo ocurrió el 3 de febrero. El médico cardiólogo sanjuanino Ezequiel Lillo, de 28 años, se encontraba en Salta, donde asistió a un casamiento, y se subió a bordo de un avión de Aerolíneas Argentinas que lo dejaría en Aeroparque, Buenos Aires. Sin embargo, vivió junto a los pasajeros una situación que cambió el destino de todos.

Aproximadamente a una hora de haber partido del aeropuerto salteño, una voz en el altoparlante solicitó si había un médico en la aeronave para prestar auxilio a un pasajero descompensado. Sin titubear, Ezequiel se acercó hasta el asiento de la pasajera y advirtió que tenía un deterioro defensorio, es decir que estaba consiente pero no respondía a ningún comando. La mujer tiene alrededor de 58 años y viajaba con una amiga, quien informó al profesional que no tenía ninguna enfermedad ni tomaba medicación.

Las azafatas le acercaron el botiquín de primeros auxilios y pudo detectar que su presión estaba baja y en un examen neuronal rápido, notó que tenía hemiparesia izquierda (debilidad en el brazo y en la pierna de ese lado) y anisocoria (una pupila muy dilatada y la otra bien cerrada). Estos signos dieron cuenta de un evento neurológico agudo, precisamente un Accidente Cerebrovascular (ACV).

Trasladaron a la paciente cerca de la cabina para estabilizarle la presión. El médico charló con el piloto sobre la situación de urgencia y el comandante le dijo que hasta Buenos Aires tenían cerca de 50 minutos, mientras que en Córdoba estarían en sólo 15 minutos. En una decisión en común, ambos acordaron desviar la ruta del avión para dirigirlo hacia la ciudad cordobesa.

Durante ese tiempo, contactaron al equipo de emergencia del aeropuerto de Córdoba, para que estuvieran alertas a su llegada. Ni bien aterrizó el avión, la mujer fue trasladada en una ambulancia de alta complejidad, acompañada con un equipo médico, hacia el hospital. En tanto que la aeronave cargó combustible y luego redirigió su curso hacia Aeroparque.

Desde el nosocomio, a Ezequiel le informaron que le habían realizado una tomografía a la paciente y que comenzaron con el tratamiento de ACV. “Me dijeron que la paciente se había recuperado de los síntomas iniciales y parece que el evento está en buen curso”, dijo el profesional a sanjuan8.com.

Lo fundamental en estos eventos es el tiempo. “Como todo ACV, infarto o cuadros vasculares, el tiempo es oro. Tomar la decisión conjunta de cambiar de rumbo y acortar los tiempos, fue lo que más beneficios le trajo”, explicó el médico.

Ezequiel atiende en el hospital Italiano y también es jugador de hockey sobre patines en River. “No fue una experiencia linda, pero sí gratificante, porque tuvo un buen final”, destacó.