"
San Juan 8 > San Juan > antitabaco

En qué consiste el programa antitabaco que lanzó el Marcial Quiroga

El Servicio de Cardiología presentó un programa adaptado para personas que desean dejar de fumar.

En la continuidad de la incorporación por parte del Hospital Marcial Quiroga de diferentes proyectos sanitarios preventivos, desde el Servicio de Cardiología y Tisioneumonología, con el apoyo del Directorio del nosocomio se comenzó con el “Programa antitabaco”. Está destinado al personal que realiza su labor en la institución y también a aquellos pacientes internados que deseen dejar de fumar para lograr una mejor calidad de vida.

Con la presencia de la Dra. Helia Pereyra, referente provincial de Control de Tabaco, más los integrantes del Directorio del Hospital y personal a cargo de llevarlo adelante, se atendió al primer paciente y se dejó en funcionamiento el programa antitabaco con el lema ‘abandonar el tabaco es prioridad’.

El consultorio antitabaco funciona los días miércoles y jueves, a cargo de los doctores Carlos Stoltzing y Daniel Mattar y es coordinado por el Servicio de Cardiología con la labor de un grupo de profesionales comprometidos con el proyecto interno, que se suma al inaugurado la semana pasada: “Para cuidar, cuidate”, el programa ginecológico destinado al personal femenino del Marcial Quiroga.

Te puede interesar...

La idea surgió en base a que el tabaquismo tiene una elevada morbimortalidad, con enormes secuelas y discapacidades en la población. De ahí la importancia de tomar verdadera conciencia de esta otra pandemia.

Las recientes estadísticas indican que el consumo de tabaco genera, en Argentina, que más de 19.000 personas enfermen cada año de cáncer, 33.000 de neumonías, 11.000 sufran accidentes cerebrovasculares, 61.000 con enfermedad cardiovascular, y más de 100.000 personas con EPOC.

Además, no solo el fumador se perjudica, ya que inhalar el aire contaminado por el humo del tabaco incrementa el riesgo de padecer las mismas enfermedades de corazón y pulmón que los fumadores, agravándose en mujeres embarazadas, niños y enfermos crónicos.

Beneficios de dejar el tabaco:

Solo 20 minutos después de dejar de fumar, disminuye el ritmo cardíaco.

Dentro de las siguientes 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en sangre disminuye hasta valores normales.

Entre 2 y 12 semanas, mejora la circulación y aumenta la función pulmonar.

De 1 a 9 meses, disminuye la tos y la dificultad para respirar.

En un año, el riesgo de cardiopatía coronaria se reduce en un 50% respecto al de un fumador.

Entre 5 y 15 años, el riesgo de accidente cerebrovascular corresponde al de un no fumador.

En 10 años, el riesgo de cáncer de pulmón disminuye hasta ser la mitad del de un fumador.

En 15 años, el riesgo de cardiopatía coronaria es el de un no fumador.

Efectos del tabaco en el cuerpo:

Acné

Asma

Aumento de tos

Bronquitis

Cabello frágil

Cáncer

Cansancio

Caries

Dientes amarillos

Dificultad respiratoria

Disfunción sexual

Enfermedades cardiovasculares

Envejecimiento precoz

Hipertensión

Infarto

Infecciones bucales

Mal aliento

Mal olor corporal

Manchas en uñas y dedos

Osteoporosis

Ronquidos

Úlceras