San Juan 8 > Policiales > persecución

Persecución y peligro: apuntó a un efectivo con una pistola policial

Tras una larga persecución, uno de los sujetos apuntaba al personal policial con un arma de un efectivo. Ocurrió el mismo día en que un delincuente murió cuando entró a robar a la casa de un policía.

Persecución y peligro: apuntó a un efectivo con una pistola policial

Comisionados por el CISEM, personal policial del Comando Sur fue a intervenir en un posible hecho delictivo cuando en calle Frías hacia el Sur, antes de Boulevard, en Rawson, se les atravesó un Fiat 125 blanco que por centímetros no los impactó. Ese fue el comienzo de una peligrosa y larga persecución, en la cual los efectivos fueron apuntados con un arma de fuego policial y, afortunadamente, terminó con la detención de los tres delincuentes.

Te puede interesar...

Leé: El delincuente que mató el policía tenía un frondoso pronturario

El hecho ocurrió pasadas las 4 de la madrugada del sábado, cuando el vehículo se le atravesó al móvil policial y por cuestión de segundos no lo embistió. Ahí comenzó la persecución a alta velocidad por diferentes barrios de Rawson y tras unos 40 minutos, los delincuentes ingresan con el vehículo al barrio La Estación.

Sin mediar palabras, el conductor, identificado como Ramón Ángel Díaz (27), con domicilio en ese barrio, bajó del vehículo y apuntó a los efectivos con un arma de fuego. Inmediatamente, los efectivos realizaron disparos intimidatorios al sujeto con una escopeta antitumultos y el delincuente arrojó el arma y se dio a la fuga. Pero no por mucho tiempo, porque tras una breve persecución, él y los otros dos delincuentes, conocidos en el ambiente delictivo como “Mono” (30) y “El Chena” (32), fueron detenidos.

Secuestraron un arma de fuego 9 mm. Con 8 cartuchos, perteneciente a un efectivo de la policía. Como los vecinos comenzaron a arrojar piedras, los aprehendidos fueron inmediatamente trasladados a la Comisaría 6°, a la espera de ser juzgados por el sistema de Flagrancia en el caso del conductor, por abuso de arma y tenencia ilegal de arma de guerra, y los otros dos con un expediente contravencional.

El procedimiento estuvo a cargo del cabo Mauro Martínez, en compañía del cabo Miguel Castaños. También intervinieron en el lugar el oficial Algañaras, del Comando Sur, con el agente Alvares y personal de Motorizada 2, quienes colaboraron todo supervisando por el comisario Ávila del Comando Sur.

El hecho ocurrió la misma madrugada en la que un policía mató a un delincuente cuando ingresó a su casa a robar.