San Juan 8 > Policiales > cuentas

Anomalías en cuentas de la Policía: detuvieron a dos integrantes de la Fuerza

Además, aprehendieron a la esposa de uno de ellos. Detectaron al menos una irregularidad por un monto de $250.000.

A horas de que la Policía de San Juan hiciera público una serie de anomalías en trasferencias bancarias en las cuentas de la Fuerza, hubo avances clave en la investigación. Realizaron allanamientos y detuvieron a tres personas: dos son integrantes de la Policía y la tercera es la esposa de uno de ellos.

Te puede interesar...

Una vez que el fiscal coordinador de Delitos Especiales, Ivan Grassi obtuvo las pruebas suficientes sobre la irregularidad en una de las cuentas de la Fuerza, se dispararon una serie de oficios y se ejecutaron allanamientos en busca de evidencia y de los sospechosos. En estos operativos que se realizaron en la tarde de este viernes, resultaron detenidos dos miembros de la División Tesorería, uno de ellos el jefe Oscar Vanetti, y la pareja de uno de ellos.

Los tres quedaron detenidos, a disposición de la Justicia, y dentro de las 72 horas de detención deberán presentarse en la audiencia de Formalización, donde se determinará si continuarán con prisión preventiva durante el plazo de la investigación que el juez disponga.

El delito que enfrentan los detenidos es Defraudación al Estado, que tiene una pena de 1 a 6 años de prisión, con posibilidad de condicional. Será parte de la investigación demostrar si se cometió este delito y de arrojar luz en el caso de que se cometieran otro tipo de ilícitos que se puedan sumar a la causa.

La maniobra delictiva

El viernes de la semana pasada, se efectuó la denuncia en la UFI Delitos Especiales, por instrucción del secretario de Seguridad, Calos Munisaga, y del jefe de Policía, Luis Martínez. La denuncia advirtió de un manejo irregular en las cuentas, donde se disparó una transferencia a una cuenta particular, maniobra que no correspondía.

Se trata de una cuenta bancaria “A” donde se reciben todos los pagos de adicionales y desde la cual luego se transfiere hacia otras cuentas “B”. Estas últimas, son las que transfieren de forma directa a una cuenta particular y las que hacen rendición. Justamente fue una transferencia directa de $250.000 de la cuenta “A” hacia una privada lo que llamó la atención del personal de la Fuerza y lo que derivó en la denuncia. Además, de que ese voluminoso concepto no suele abonarse en concepto de un adicional policial.

La maniobra denunciada fue corroborada a través de los movimientos en el sistema bancario y esto fue prueba suficiente para disparar los allanamientos, los secuestros de pruebas y las detenciones.