"
San Juan 8 > País > AULAS

Faltan construir 24 mil aulas para que todos los chicos del país puedan ir al jardín de infantes

Los datos surgen de un informe del Observatorio de Argentinos por la Educación junto al Banco Mundial.

Se necesitan al menos 24.202 aulas para garantizar la cobertura total en jardines de infantes del país, según un informe del Observatorio de Argentinos por la Educación junto al Banco Mundial.

El estudio sostiene que el mayor déficit se encuentra en sala de 3, donde hacen falta 17.399 aulas; mientras que en las salas obligatorias la deuda es menor: faltan 5144 aulas en sala de 4 y 1659 en sala de 5.

Te puede interesar...

“Esta cuenta pendiente impide que todos los niños y niñas argentinos aprovechen los múltiples beneficios de la asistencia al nivel inicial”, expresa el trabajo titulado “Importancia del nivel inicial: evidencia, costos y desafíos pendientes”, con autoría de Martín De Simone, Martín Nistal y Leyre Sáenz Guillén.

El documento, el primero de una serie de informes orientados a buenas prácticas en educación, ofrece una revisión de la literatura académica sobre la evidencia del impacto de las políticas de primera infancia, particularmente en el nivel inicial (de 3 a 5 años), en la Argentina, América Latina y el resto del mundo. Además, se analiza el costo que implicaría la cobertura total de las salas de 3, 4 y 5 a nivel nacional.

Qué inversión debería hacerse para garantizar que todos los chicos vayan al jardín de infantes

Las investigaciones disponibles muestran que la construcción de jardines de infantes aumenta la asistencia a los mismos. Para estimar el costo de construir las aulas necesarias para que todos los niños y niñas de 3 a 5 años puedan concurrir al jardín, los autores tomaron dos escenarios.

El primero prevé que solo es necesario construir aulas y no escuelas completas (direcciones, baños, secretarias, etc.); el segundo supone que se necesita construir las escuelas completas. El primer escenario costaría 2,13% del gasto anual en educación consolidado entre la Nación y las provincias del año 2021, mientras que el segundo costaría el triple: 6,66% (2118 millones de dólares). Esto equivaldría a incorporar alrededor de 521.000 alumnos por año al sistema educativo.

“La educación inicial es un derecho, pero sabemos que eso, lamentablemente, no suele ser suficiente para promover inversiones en el sector. En el documento mostramos que, además, la educación inicial es una inversión inteligente. Tiene retornos altísimos, tanto individuales como sociales, y tiende a beneficiar más a los más vulnerables. En otras palabras, si bien el costo de expandir la oferta de educación inicial no es menospreciable, se trata de una inversión que, con el tiempo, se paga sola”, explica Martín De Simone, coautor del informe.

Al analizar los estudios disponibles sobre el impacto de las políticas públicas de nivel inicial, los autores encontraron evidencia de que la asistencia al jardín de infantes mejora los rendimientos en Lengua y Matemática en la primaria, aumenta las tasas de permanencia en la escuela, incrementa el número de años escolares completados, mejora la disciplina escolar, reduce las tasas de abandono, mejora la probabilidad de graduarse de la secundaria y acrecienta la probabilidad de matricularse en la universidad. Además, a largo plazo se asocia con una menor probabilidad de ser encarcelado y mayores ingresos en la adultez.