San Juan 8 > Ovación > Pelé

Los restos de Pelé llegaron al estadio de Santos

Este lunes comenzará el velatorio, de 24 horas, de Pelé en el estadio de Santos. Los restos del crack brasileño fueron trasladados en la madrugada.

Los restos de la leyenda brasileña Pelé, fallecida el pasado jueves, llegaron al estadio del club Santos para el inicio de un velatorio de 24 horas que precederá al entierro de mañana en el Memorial Necrópole Ecuménica de esa misma ciudad paulista.

Te puede interesar...

El cuerpo del tricampeón mundial fue trasladado a la madrugada desde San Pablo y recibido con fuegos artificiales por numerosos fanáticos que aguardaban en las inmediaciones del Urbano Caldeira de Vila Belmiro.

El funeral de Pelé comenzará este lunes a las 10.00 pero desde varias horas antes miles de brasileños formaban filas para el ingreso al recinto, en medio de un fuerte operativo de seguridad.

Los hinchas que rindan tributo al astro brasileño ingresarán por una de las plateas de la cancha y desandarán los corredores formados por vallas, cerca del féretro ubicado dentro de una carpa en el centro del campo de juego.

Detrás de ella, se ubicarán todos los motivos florales enviados por diferentes personalidades para homenajear al mejor futbolista brasileño de toda la historia.

Las gradas de la cancha fueron revestidas con grandes banderas con diferentes mensajes: "Viva el Rey", "Pelé 82 años", "Camisa 10 del Santos" y "El único que detiene una guerra", en relación a la tregua originada en un conflicto civil en Nigeria por su visita en 1969.

El ministro del Supremo Tribunal Federal, Gilmar Mendes, fue la primera autoridad de gobierno en llegar esta mañana a Vila Belmiro.

Pelé será velado en el club donde desarrolló casi la totalidad de su carrera (1956-1974) antes de retirarse en Estados Unidos.

Con Santos, "O Rei" ganó más de 20 títulos, entre ellos, las Copas Libertadores e Intercontinental de 1962 y 1963.

El astro brasileño falleció el jueves pasado a los 82 años en el hospital Albert Einstein de San Pablo, donde permanecía internado con cuidados paliativos tras una extensa lucha contra un cáncer de colon.