"
San Juan 8 > Ovación > Selección Argentina

A pesar de los gases, los palos recibidos...

Luego de la represión antes del inicio del partido, la Selección Argentina celebró el histórico triunfo junto a su público en Río de Janeiro.

La Selección Argentina dejó una marca indeleble al derrotar 1-0 a Brasil en el Maracaná, rompiendo un invicto de 64 partidos del equipo anfitrión en su suelo. La celebración tras el pitazo final fue una mezcla de euforia y simbolismo, marcando un momento histórico para la Albiceleste.

Después de la brutal represión sufrida en la previa del encuentro, los jugadores argentinos compartieron la victoria con el público que permanecía en las tribunas. El cántico "Dale campeón" resonó, recordando que Argentina ostenta los títulos de campeón mundial y continental.

El repertorio de celebración incluyó una reedición del clásico "Decime que se siente", el famoso himno del Mundial de Brasil 2014, entonado con pasión por todos los jugadores mientras las tribunas, que minutos antes estaban teñidas de amarillo, se vaciaban.

Te puede interesar...

En un gesto típico del fervor futbolístico argentino, los jugadores de la Scaloni se unieron al cántico de la gente pidiendo "un minuto de silencio... para Brasil que está muerto", sumándose a la intensidad del momento.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FTyCSports%2Fstatus%2F1727169102308106579&partner=&hide_thread=false

En un toque de emotividad, los miles de argentinos presentes en la grada dedicaron un canto especial a Ángel Di María. El mensaje, "No se va, Fideo no se va", reveló el afecto de la afición hacia el jugador que insinuó su retiro de la selección después de la Copa América 2024. Sus compañeros se unieron al canto, llevando a Di María en hombros en un gesto que captura la conexión especial entre el jugador y la hinchada argentina en el mismo escenario donde se convirtió en héroe durante la Copa América 2021.