Comscore

SAN JUAN

Murió un niño al caer sobre un palo en la escuela: tenía destrozados los intestinos

Un dramático hecho ocurrió hace un tiempo cuando el niño ensayaba la promesa de lealtad a la bandera. Una fisura intestinal desató su terrible desenlace. Este sábado quedó internado por complicaciones con su bolsa de colostomía y finalmente hoy se le determinó la muerte cerebral.

/// Por María Eugenia Vega Una tragedia enluta por estas horas a una familia, que aguardaba un milagro en el Cimyn. Alan González, un pequeño de 9 años, peleaba por su vida luego de haber sufrido una tremenda caída sobre un palo en la escuela Malvinas Argentinas, de Rivadavia, mientras ensayaba la promesa de Lealtad a la Bandera, en junio pasado. Estuvo internado y se recuperó, pero tuvo que pasar estos meses con una bolsa de colostomía porque sus intestinos no funcionaban con normalidad. Este último sábado fue operado para liberarlo de ese pesar, pero una complicación interna desató el desenlace fatal. En la mañana de este jueves, Alan falleció en la Terapia Intensiva.El llanto de los padres de Alan es desgarrador. Nadie imaginó que un simple ensayo escolar, que no demanda maniobras peligrosas, terminara con la vida de un niño de esa manera. Se clavó un palo en su cuerpo y terminó internado por las fisuras que sufrió en los intestinos. Esto obligó a los médicos a aplicarle una bolsa de colostomía, que se llevó a su casa cuando le dieron el alta. Así vivió un par de meses, pero cuando le tocó el turno de la extracción de la bolsa, de su pared abdominal que conectaba con el Colon, hubo una complicación. El cuerpo de Alan no respondió como corresponde a esa intervención quirúrgica y terminó en terapia intensiva, este último sábado. La peritonitis que generó esa situación tornó el caso como irreversible y este jueves por la mañana, los médicos le declararon muerte cerebral. Pocos minutos después de las 10, en medio de una situación angustiante, los profesionales anunciaron su fallecimiento.
Luego del accidente, Alan había podido hacer una vida casi normal. Lo más importante para él fue que logró ser protagonista de esa anhelada promesa junto a sus compañeros, a fines de junio. Su recuperación pudo haber sido óptima, pero faltaba un paso fundamental. Una nueva intervención quirúrgica que determinara su situación y que le borrara el "casi" a esa vida que estaba llevando. No pudo ser. Todo se complicó inesperadamente y su cuadro fue fatal. Alan murió con 9 años, después de pelear duramente en los últimos días.