San Juan 8 > Información General

Mirtha Legrand opinó sobre el robo del video a Florencia Peña

La diva opinó sobre el hackeo y la posterior publicación del video íntimo que Florencia Peña realizó con su ex marido, Mariano Otero.

La diva dijo para Clarín que quienes cometen ese tipo de actos delictivos “son unos canallas”, y recordó que su familia pasó por una situación similar se filtraron en la web unas fotos de su nieta, Juana Viale, junto a su pareja, Gonzalo Valenzuela.

Te puede interesar...

“Me parece un espanto que se haya llegado tan lejos. Ya no existe la intimidad para nadie, y parece que menos aún para las personas que son conocidas. Nosotros también, en mi familia, hemos pasado por una situación similar a la de Florencia y sé que nadie la pasa bien“, dijo Mirtha.

“Estoy segura de que esto de robar material que uno tiene en una computadora es una cosa ilegal. No puede ser que no esté penado. Es un delito. Y las personas que lo hacen son delincuentes. Florencia tendrá que conseguirse un buen abogado, para lograr también protegerse de que cualquiera ponga en Internet cualquier cosa. Y muchos tendrían que ponerse un límite a sí mismos porque no puede ser que todo se pueda difundir“, agregó.

“Debe ser una situación muy violenta para ella, verse tan expuesta. Sobre todo porque tiene hijos, y son hijos varones, que además siempre son más cuestionadores de las madres. Y son muy chicos“, continuó.

Y continuó: “Esta situación deja muy claro que hay gente que decidió no tener límites. Ella filmó un video dentro de su cuarto, dentro de su casa, y lo que haya hecho le pertenece a ella. Pero ahora se meten entre las sábanas de la gente. Y eso da miedo. Es tan degradante que no es posible verlo ‘desde afuera’”.

“Son canallas. Los que hicieron esto, los que robaron y los que difundieron, son unos canallas. Esos videos, esas fotos, se venden por muy buena plata. Y entonces se lucra con la intimidad de la gente. Algún día habría que hacerles a ellos también algunos videos… a ver qué les parece”, finalizó la Chiqui.