San Juan 8 > Información General > Hepatitis

Trasplantaron el hígado al niño con hepatitis severa

"Las primeras 24 horas vamos a estar enfocados en detectar complicaciones de la cirugía", advirtió el Jefe de la Unidad de Hígado y Trasplante del Sanatorio Privado de Niños.

El trasplante de hígado practicado al niño de ocho años de la ciudad de Rosario diagnosticado con hepatitis severa de origen desconocido “ha salido bien”, aunque se aguarda su evolución en las próximas 24 horas, informó este martes el jefe de la Unidad de Hígado y Trasplante del Sanatorio de Niños, Alejandro Costaguta.

“Estamos muy satisfechos porque estamos terminando la cirugía en nuestro receptor”, dijo esta tarde en rueda de prensa Costaguta, quien estuvo acompañado del médico Alejandro Vitetti, encargado del equipo quirúrgico.

Te puede interesar...

“El paciente estaba muy crítico, llegó en una situación prácticamente imposible de empeorar, por lo que fue muy oportuna la llegada del donante”, aseveró Costaguta sobre el hígado proveniente de un joven fallecido en la provincia de La Pampa.

La ablación del órgano se realizó esta mañana en un hospital de esa provincia y fue traslado en un avión sanitario hasta el aeropuerto de Rosario, de donde finalmente llegó hasta el helipuerto del Sanatorio de Niños de esta ciudad “en tres minutos”, detallaron los médicos.

Costaguta señaló que “el problema al principio no es la aceptación” del órgano en el cuerpo del receptor, “sino que no haya complicaciones derivadas de la cirugía”.

“Las primeras 24 horas vamos a estar enfocados en detectar complicaciones de la cirugía”, aseguró, para agregar que el otro posible inconveniente es que “el hígado, cuando está reconectado al cuerpo, comience a funcionar”.

El jefe de la Unidad de Hígado y Trasplante del Sanatorio de Niños llamó a mantener la tranquilidad con este tipo de hepatitis al afirmar que “son la excepción y no la regla, por eso es noticia”.

“Hay que evitar entrar en pánico con esta situación de las hepatitis que pueden terminar mal. Instamos a las familias a estar tranquilas, las autoridades sanitarias van a emitir las comunicaciones que sean necesarias. Por el momento no vemos nada diferente a otros años”, dijo.

El profesional agregó que en el sanatorio suelen atender dos o tres casos de hepatitis severa de origen desconocido por año, y que la del paciente de ocho años es la primera de 2022.

En cuanto a los síntomas, explicó que hay que estar atento a que “los chicos se ponen amarillos, lo que se llama la ictericia”, y la orina se vuelve oscura.

El jefe de guardia del centro de salud, Aníbal Krivoy, agregó que “no vemos una necesidad de modificar el estándar de consulta para una guardia por esta situación”, y explicó que “es muy difícil que un papá o un cuidador de un niño no se dé cuenta que algo serio está pasando" cuando se trata de ese tipo de hepatitis.

Por su parte, el Ministerio de Salud nacional armó una mesa de trabajo con representantes de sociedades científicas para realizar un seguimiento epidemiológico de los casos sospechosos de hepatitis aguda grave de origen desconocido en población pediátrica.

Además, la cartera detalló que ya fue trasplantado un niño de un año y ocho meses mientras se realizaba la misma práctica al paciente de Rosario.

FUENTE: Télam