San Juan 8 > Información General > Alberto Fernández

Alberto Fernández reclama apoyo para cerrar con el FMI

El presidente Alberto Fernández busca el respaldo de gobernadores oficialistas y opositores para llegar a un entendimiento con el Fondo Monetario Internacional.

El gobierno nacional con Alberto Fernández a la cabeza, espera convencer a los gobernadores de la oposición que hagan explícito su apoyo a las negociaciones por la reestructuración de la deuda con el FMI en el marco de un programa económico plurianual, pero tiene dudas de lo que harán el próximo miércoles 5 en la Casa Rosada donde fueron convocados para informarles sobre la marcha de las negociaciones.

“Les pedimos que no pongan palos en la rueda”, señaló una alta fuente de la Casa Rosada ante la consulta sobre las expectativas sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo con la oposición para mostrar ante el FMI.

Te puede interesar...

El encuentro será un gesto impulsado por el Gobierno para intentar retomar el diálogo político para mostrar ante el FMI, luego de la ruptura con el bloque de Juntos por el Cambio tras la caída del Presupuesto 2022 en la Cámara de Diputados.

"El Fondo Monetario ya ha explicitado que se necesita acuerdo político interno. Nosotros esperamos el respaldo de los gobernadores. Ahora, si lo van a dar no lo sabemos", reconoció un ministro al tanto de las conversaciones con los mandatarios provinciales, luego de la firma del Consenso Fiscal.

En esa línea va la reunión con todos los gobernadores convocada por la Casa Rosada para el próximo miércoles 5 de enero a las 17 donde Alberto Fernández se mostrará acompañado por los ministros de Economía, Martín Guzmán, de Interior, Eduardo Wado De Pedro y por el jefe de Gabinete, Juan Manzur.

La estrategia de la Casa Rosada: un guiño a las “palomas” de JxC

En la Rosada saben que los gobernadores tienen necesidades igual que Nación, de normalizar su situación financiera, tomar deuda y estabilizar las economías locales. Para el Gobierno el acuerdo con el Fondo es un certificado de normalización de la economía y muchos de ellos piensan igual.

“Los gobernadores fueron invitados por el Presidente para escuchar el Plan Plurianual que negocia Guzmán con el Staff del FMI y también fue invitado el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. Esperamos que venga”, señalan en la Casa Rosada a la vez que chicanean: “No tiene excusas para no hacerlo. No asistir significaría no apoyar una salida a la crisis de Argentina, no del gobierno de Alberto Fernández”.

La Casa Rosada intentará operar en la interna opositora y reclama una “renovación dirigencial” en la que se siente más cómoda, pese a las diferencias por la coparticipación federal con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Pese a su rechazo a la firma del Consenso Fiscal esa semana, esperan que asista al próximo encuentro donde Guzmán explicará la marcha de las negociaciones con el FMI.

Hay una línea interna del Gobierno que señala que los gobernadores tanto oficialistas como de la oposición son más responsables que los legisladores de JxC. Como necesitan mantener el diálogo con nación por temas puntuales de gestión, obras públicas y toma de deuda, terminarán marcando diferencias de la postura más rupturista que representa en JxC el ex presidente Mauricio Macri, y terminarán apoyando el proyecto de plan plurianual que negocia el Gobierno con el Fondo.

Sin embargo, uno de los ministros involucrado en las negociaciones con los gobernadores, admitió a este portal que la del miércoles 5 de enero en la Casa Rosada “es una reunión explicativa e informativa de cómo van las negociaciones" y que "no se va a tomar una decisión”.

En uno de los brindis de fin de año que se sucedieron esta semana en la Casa Rosada, un alto funcionario relató cómo vive el oficialismo la difícil relación con la oposición al borde de la ruptura y la grieta permanente:

“Nos sorprendió para mal la irresponsabilidad de no votar el presupuesto 2022, en medio de las negociaciones con el FMI”, apuntó un alto funcionario de llegada directa a la vicepresidenta Cristina Kirchner. A diferencia de los sectores del Gobierno más cercanos a Alberto Fernández, no ven diferencias en la postura de los gobernadores de la de los diputados y senadores : “Todos votaron contra el Presupuesto”.

“Lamentablemente la interna de Cambiemos (Sic) terminó dejando a un gobierno y a las provincias sin presupuesto, con todos los problemas formales, legales, que dependen de una ley, decisiones impositivas”, señalaron.

En la Casa Rosada ratifican la postura de apuntar contra los sectores más duros de Juntos por el Cambio y apelan a que “haya una renovación dirigencial de la oposición”, en la que imaginan jubilando a Mauricio Macri:

"Igual a Mauricio Macri no hay nadie, tan perverso y tan dañino. Como ese personaje no hay otro. Es un personaje de otra época, hoy dentro de Cambiemos hace falta una renovación…", señalan desde un sector de la Casa Rosada que ven a Rodríguez Larreta como "mejor dirigente" con expectativas de ocupar el liderazgo opositor.

También cuestionan la postura de los "halcones" de Juntos por el Cambio, al que irónicamente siguen llamando "Cambiemos". "Cambiemos cree que se valora más en la sociedad poner palos en la rueda. Cuando sigamos pensando que la función del antiperonismo es ponerle palos en la rueda a los gobiernos peronistas, eso va a hacer que los dirigentes sigan repitiendo conductas que no hacen bien".

En busca de ese quiebre en la oposición, desde la Rosada llaman a "las palomas" de Juntos por el Cambio a "terminar con la demonización de las fuerzas políticas", en referencia al Frente de Todos y al peronismo.

En cambio, piden que la oposición "no ponga palos en la rueda" a las negociaciones con el Fondo y "haga una competencia sana por ver quién administra mejor la Argentina".

El Gobierno apelará a que los Gobernadores tanto del oficialismo como de la oposición, ordenen a los diputados y senadores que les responden en el Congreso, apoyar los proyectos de programa económico plurianual y el acuerdo con el FMI, antes de que el Poder Ejecutivo convoque a sesiones extraordinarias, a mediados de enero.

La duda es si asistirá Rodríguez Larreta tras una semana del faltazo a la firma del Consenso Fiscal.

FUENTE: A24