San Juan 8 > A un click > COVID-19

Omega-3, ¿un tratamiento para pacientes leves de COVID -19?

Las conclusiones del estudio clínico que tiene su "brazo" en la Argentina, de la mano de un especialista en cardiología que investiga sobre COVID -19.

En una entrevista exclusiva posterior a su participación en el evento anual más esperado de la Asociación Nacional de Lípidos (National Lipid Association en inglés), el doctor e investigador Deepak Bhatt, quien es uno de los principales cardiólogos académicos del mundo, anunció: “Se trata de la primera evidencia de un efecto antiinflamatorio con icosapent ethyl (el nombre técnico del compuesto de Omega-3) en pacientes sintomáticos con COVID-19″, explicó Bhatt, al mismo tiempo que amplió la información: “se observó una reducción del 25% en la inflamación de la proteína C reactiva alta o hsCRP en inglés, consistente con efectos antiinflamatorios del compuesto presente en el EPA-Omega-3 y esto fue demostrado previamente en pacientes con altas concentraciones de niveles de triglicéridos en sangre, es decir con hipertrigliceridemia”. El estudio incluyó a 100 pacientes COVID-19 positivos leves en Canadá, con una dosis alta de icosapent ethyl y sin eventos adversos de consideración, según detalló el reconocido cardiólogo.

Y explicó: “El hallazgo que presenté fue sobre la base de un estudio canadiense realizado por colegas en Toronto, a 100 pacientes randomizados en un grupo al que se le dio Icosapent Ethyl, una forma altamente purificada de un componente específico de EPA o ácido eicosapentaenoico a los que seguimos por dos semanas para ver cómo les fue. Primero, observamos una reducción significativa en los procesos inflamatorios en sangre, y segundo y más interesante desde el punto científico es que hallamos una mejoría significativa en los síntomas de las personas con COVID-19 a las que se le dio de forma randomizada altas dosis de EPA. Esto muestra potencialmente una terapéutica que podría ser usada para pacientes leves con COVID que no son hospitalizados; aunque aún hacen falta más estudios que confirmen esta novedad”.

Te puede interesar...

El prestigioso investigador norteamericano Deepak L. Bhatt, director Ejecutivo de Programas Cardiovasculares Intervencionistas en el Hospital Brigham and Women’s y Profesor de Medicina en la Escuela de Medicina de Harvard, presentó en el marco de la esperadaconferencia virtual “Sesiones Científicas 2020″ de la Asociación Nacional de Lípidos (NLA) los resultados primarios del primer ensayo denominadoVASCEPA COVID-19 CardioLink-9 en humanos de una dosis de carga de “etilo de icosapent” -compuesto presente en el Omega-3- en pacientes con el nuevo coronavirus.

“Estoy muy emocionado de presentar el primer ensayo en humanos de una dosis de carga de etilo de icosapent”, anticipó Bhatt en la antesala del gran evento. “Si se determina que este enfoque es seguro y bien tolerado, podría servir como preludio para futuros ensayos de este medicamento que utilicen una dosis de carga en el momento de un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, así como en pacientes sometidos a procedimientos urgentes como en una colocación de stents y/o cirugía de bypass. Además, en un momento en que hay una pandemia mundial, este ensayo es el primero que evalúa el impacto potencial del etilo de icosapent en la inflamación y en la carga de síntomas en pacientes ambulatorios que son COVID positivos“, explicó.

Durante su tiempo de exposición durante el panel de los datos más interesantes del Congreso denominado “Late-Breaker Presentations”, en el que Infobae participó en exclusiva como único medio de la región, el prestigioso científico informó los prometedores hallazgos: “ácidos grasos del Omega-3 han demostrado tener propiedades antiinflamatorias. Así lo demostró un estudio clínico canadiense randomizado versus placebo, hubo una significativa reducción en la inflamación en pacientes que tomaron ácidos grasos del Omega 3“.

El omega 3 es un aceite esencial, un ácido graso poliinsaturado, presente en el aceite de pescado, que ha demostrado beneficios en la prevención de eventos cardiovasculares graves y en pacientes de riesgo de eventos cardíacos. En modelos experimentales posee actividad antimicrobiana así como antiviral.

En otro pasaje de la entrevista, adelantó: “La esperanza es que dosis más grandes (4 gramos de Omega 3 que contiene EPA) tenga mayor efecto no solo en la prevención de eventos cardiovasculares, sino que también en procesos inflamatorios y potencialmente en coágulos sanguíneos, ambos problemas que se observan en el COVID-19 y en los que esta droga (EPA) reduce la inflamación y el riesgo de coágulos sanguíneos. Combinado este compuesto en el Omega-3, potencialmente sería muy útil contra el COVID-19″. “Insisto, tenemos que probarlo en más pacientes”, remarcó.

El cardiólogo resaltó el gran y duro trabajo que viene haciendo un grupo de investigadores transdisciplinares argentinos, desde ECLA (Estudios Clínicos Latinoamérica), y expresó, “PREPARE-IT es encabezado por el reconocido doctor Rafael Díaz, y hasta el momento ha logrado que 1.400 profesionales de la salud que están expuestos al nuevo coronavirus y población en general de riesgo comprueben la eficacia del mencionado compuesto del Omega-3 como terapéutica preventiva contra el COVID-19 y ahora esta semana lanzaron PREPARE-IT 2, para pacientes leves con el nuevo coronavirus, personas con diagnóstico positivo por COVID-19, y probarán la eficacia del compuesto en un estudio doble ciego randomizado”.

“El estudio que presenté recién fue en 100 personas y el ensayo clínico argentino (PREPARE-IT) es con 2.000 voluntarios. Igualmente es una investigación muy importante la argentina ya que demostraría que usar una dosis más alta de la aprobada en Estados Unidos y Canadá podría abrir la puerta a estudiar esta droga en condiciones tales como personas que comparecen en una guardia de emergencias con ataques cardíacos, derrames cerebrales o endoprótesis coronarias o procedimientos de bypass, es decir pacientes de alto riesgo, que con una alta dosis de EPA podría ser muy útil”, enfatizó.

En relación al trabajo conjunto con los profesionales argentinos, manifestó: “Es un placer trabajar con investigadores y profesionales de la salud argentinos. Hay muy buenas personas, es muy bueno y duro el trabajo que llevan adelante. Son tiempos muy difíciles en muchos lugares en el mundo, pero el COVID-19 ha golpeado muy duramente a la Argentina, así como también a Brasil y a otras partes de Lationamérica, ha sido muy duro. Los científicos e investigadores argentinos vienen trabajando muy duro y con mucha dedicación esperando poder encontrar una alternativa útil contra el COVID-19″.

“Tenemos esperanzas y tendremos que ver que esta droga en particular -Icosapent Ethyl- podría proveer ciertos beneficios contra el nuevo coronavirus, el ensayo canadiense que acabo de presentar con 100 pacientes sugiere estos posibles beneficios”, concluyó.

En la Argentina

Dos equipos de científicos transdisciplinares, uno encabezado por el doctor Bhatt desde la Universidad de Harvard en los Estados Unidos y el otro radicado en la ciudad de Rosario, liderado por los prestigiosos cardiólogos argentinos Rafael Díaz y Andrés Orlandini, ambos investigadores y directores de ECLA (Estudios Clínicos Latinoamérica), trabajan en un estudio clínico denominado PREPARE-IT, que busca estudiar los efectos de un componente del Omega-3 en la prevención del COVID-19 en el personal de salud e individuos con alto riesgo de contraer el nuevo coronavirus, el brazo local del mega ensayo multidisciplinario.

“Intentamos demostrar si la administración durante 60 días de una dosis alta de omega 3 (EPA) en sujetos en riesgo reduce la tasa de infección y la enfermedad COVID-19”, precisó Díaz.

Los ácidos grasos poliinsaturados en altas dosis, tipo omega 3, poseen propiedades que los hacen potencialmente beneficiosos en el contexto de pandemia. podrían reducir las tasas de infección por SARS-Cov-2 y modular el proceso inflamatorio y de reparación en pacientes COVID-19.