San Juan 8 > A un click > epoc

Día Mundial de la EPOC: es la tercera causa de muerte en el mundo

Esta enfermedad pulmonar, obstructiva y crónica, afecta a hombres y mujeres en todo el mundo.

Como todos los terceros miércoles del mes de noviembre, se conmemora el Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), con el propósito de crear conciencia e incentivar a los Estados a mejorar las políticas de atención a las personas que la padecen.

Esta iniciativa, promovida por la Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Disease (GOLD) desde el año 2002, busca informar y alertar a la población sobre los síntomas, los factores de riesgo y el tratamiento para esta enfermedad que es la tercera causa de muerte en el mundo y agrava el cuadro en pacientes que contraen COVID-19.

Te puede interesar...

Qué es la EPOC

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es una afección frecuente, prevenible y tratable que afecta a hombres y mujeres de todo el mundo. Compromete fundamentalmente a los bronquios que son los conductos a través de los cuales pasa el aire desde el exterior hasta la parte final de los pulmones (alvéolos), que es donde el oxígeno se incorpora a nuestra sangre.

Cómo es la EPOC

La GOLD agrega al concepto que este síndrome “se caracteriza por síntomas respiratorios persistentes y limitación al flujo de aire debido a anormalidades en las vías aéreas y/o en los alvéolos, generados por una importante exposición a partículas o gases nocivos, e influenciado por factores predisponentes del huésped incluyendo desarrollo anormal del pulmón”.

“La causa más frecuente por la cual los pacientes desarrollan EPOC es el hábito tabáquico, aunque se puede desarrollar en personas que están expuestas a la combustión de carbón o leña, y una muy pequeña proporción es de causa hereditaria por déficit de una enzima llamada alfa 1 antitripsina”, explicó a Con Bienestar Carlos Parpaglione (M.N. 47.757) médico neumonólogo, exjefe de Fisiopatología Respiratoria del Hospital Tornú.

Sin embargo, agregó el especialista que “si bien no todos los fumadores van a tener la enfermedad; aproximadamente el 20% de ellos la padecerán, eso no significa que el cigarrillo no haga daño, puesto que puede afectar otros órganos como el corazón, las arterias, o producir diversos tipos de cánceres siendo el principal el de pulmón, pero también de vejiga, esófago, colon o mama.”

Enfisema: suele referirse al daño de las paredes de los alvéolos pulmonares, que se rompen, haciendo que, por ejemplo, de dos alvéolos quede uno solo y se pierdan unidades funcionales por unidad de volumen. Eso hace que la superficie de intercambio gaseoso sea menor y por lo tanto se disminuye el pasaje de oxígeno del pulmón a la sangre.

Bronquitis crónica: que es la presencia de tos y expectoración la mayoría de los días durante tres meses durante dos años consecutivos, sin otra causa pulmonar o cardíaca.

La EPOC y el asma comparten determinados síntomas como tos, sibilancias y dificultad para respirar, y algunas personas padecen ambas enfermedades, según refiere la OMS.

EPOC y su relación con el COVID

Una de las cuestiones más preocupantes para las personas que tienen EPOC es el riesgo que implica para ellas contraer el coronavirus. Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, la tasa de mortalidad en pacientes COVID-19 con EPOC es del 38,3%, el doble que la de pacientes COVID-19 sin EPOC hospitalizados.

Al respecto, Parpaglione aclaró a Con Bienestar que “la EPOC no predispone a tener COVID, esto quiere decir que por el hecho de tener EPOC no es más fácil contagiarse, pero sí es más fácil de complicarse.” Los pacientes COVID-19 con EPOC tienen una enfermedad más grave y con peor pronóstico.

“El paciente con EPOC, ya sea moderado o severo, lo que tiene es una mayor predisposición a tener complicaciones, a estar internado en Unidad de Terapia Intensiva, a necesitar asistencia respiratoria mecánica y, también, a una mayor posibilidad de mortalidad”, comentó el especialista.

La característica principal de la EPOC es la obstrucción bronquial, y el coronavirus es un virus predominantemente respiratorio, “entra por la nariz y el primer órgano que toca es el pulmón, con lo cual, la neumonía es casi la regla, la normalidad. Por eso, siempre se insiste en taparse la nariz, la gente se tapa la boca nada más,” dijo el neumonólogo.

Cuáles son los síntomas de la EPOC

Algunos de los síntomas habituales en la EPOC que aparecen a partir de la mediana edad, son: falta de aire o disnea, tos crónica, a menudo con esputo, y cansancio. A medida que se agrava la enfermedad es más difícil realizar las actividades cotidianas habituales, por lo general, debido a la falta de aire.

Durante las exacerbaciones (períodos de empeoramiento de los síntomas, aumento de disnea, dificultad respiratoria, incremento de las secreciones y cambios en las características e hipertermia) puede ser necesario tratar al enfermo a domicilio o, en los casos más graves, ingreso hospitalario de urgencia.

“Con frecuencia, los pacientes de EPOC padecen otras enfermedades, como cardiopatías, osteoporosis, pérdida de masa muscular, cáncer de pulmón, depresión, ansiedad o síndrome metabólico, razón por la cual, en los últimos años se la considera una enfermedad sistémica con prevalencia en el aparato respiratorio”, comentó el Dr. Parpaglione.

Cuáles son las causas de la EPOC

Esta enfermedad pulmonar evoluciona gradualmente a menudo debido a varios factores de riesgo asociados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) enumera los principales factores que causan EPOC:

Exposición al tabaco por fumar o estar expuesto de forma pasiva al humo.

Exposición profesional a polvos, humos o productos químicos.

Contaminación del aire en interiores: en los países de ingresos medianos y bajos donde los niveles de exposición al humo son elevados, se utilizan con frecuencia biocombustibles (madera, estiércol, residuos de cultivos) o carbón vegetal para la cocina y la calefacción.

Eventos en la vida prenatal y los primeros años de vida, como el retraso del crecimiento intrauterino, la prematuridad y las infecciones respiratorias frecuentes o graves en la infancia, que impiden que los pulmones se desarrollen por completo.

Asma.

Déficit de alfa-1 antitripsina, una enfermedad congénita rara que puede provocar EPOC a una edad temprana.

Según datos de la OMS, tres millones de personas mueren al año a causa de la EPOC, lo que la ubica como tercera causa de muerte en el mundo. Además de ser una de las causas más frecuentes de mortalidad a nivel global, es la única que aumenta su incidencia.

En la Argentina según la Encuesta Nacional de Prevalencia de EpocAr que se realizó en forma conjunta entre el Ministerio de Salud de la Nación y la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, alrededor de dos millones y medio de personas mayores de 40 años tiene EPOC. El 89,7 por ciento de los casos son leves o moderados, el 9,6 severos y el 0.8, muy severos. Mientras que el 75 por ciento está subdiagnosticado.

Diagnóstico y tratamiento de la EPOC

Si bien la EPOC no tiene cura, por tratarse de una enfermedad prevenible y tratable, el diagnóstico temprano hace que el pronóstico sea favorable. Debido a que el principal factor de riesgo es el tabaquismo, el mejor tratamiento para la EPOC es dejar de fumar.

“Para llegar al diagnóstico, el estudio más importante es la espirometría, que es un procedimiento no invasivo en el cual el paciente tiene que hacer una espiración con su máximo esfuerzo y de esta manera se evalúa la capacidad del pulmón y la velocidad con que se expulsa el aire”, explicó el Dr. Parpaglione, y agregó que “se aconseja que lo haga siempre un especialista entrenado en dicha práctica.”

Según informa la OMS en su sitio oficial, para tratar la enfermedad, se indicará, de ser necesario, broncodilatadores inhalados, agregando corticoides por la misma vía, en casos puntuales y más severos. La rehabilitación pulmonar es un tópico importante en la EPOC, se sugiere comenzar lo antes posible y, en lo posible, no suspender nunca.

Las exacerbaciones suelen deberse a una infección respiratoria. En estos casos el especialista puede prescribir, si es necesario, antibióticos y/o corticoides por vía oral, además del tratamiento inhalado o nebulizado.

Es importante ofrecer a las personas con EPOC información sobre la enfermedad, su tratamiento y los cuidados personales que deben seguir para mantenerse lo más activas y en forma posible a fin de llevar una vida saludable. En línea con las recomendaciones de la OMS, deben vacunarse contra la gripe y el neumococo, y en este momento, también contra el COVID-19.

FUENTE: TN