San Juan 8 > A un click > dolor

Cómo prevenir el dolor de espalda

La falta de movimiento, las malas posturas y la elevada carga horaria frente a los dispositivos tecnológicos son las principales causas de estas dolencias.

Casi todas las personas pueden opinar sobre el dolor de espalda, aunque algunas presunciones al respecto se basen en equivocaciones. Entre ellas, la suposición de que, si uno se mantiene sentado en postura erguida, estará exento de dolor.

“Estar sentado durante un largo tiempo, ya sea erguido o encorvado, provoca una tensión unilateral que es perjudicial para la espalda”, apuntó en la agencia DPA Nikolai Rainov, especialista en Neurocirugía y terapia especial del dolor.

Te puede interesar...

Por lo tanto, señaló que “es mejor ir cambiando la posición en la que se encuentra sentado y pararse de manera regular, para permitirse libertad de movimiento. La espalda se ve beneficiada por la variedad de posturas”.

Cómo protegerse del dolor de espalda

“Cuando la espalda tira y pincha de forma desagradable, muchas personas doloridas tienden a protegerse quedándose quietas. Pero justamente hay que hacer lo contrario, o sea ejercicio, que suele ser muy beneficioso para la espalda. La actividad física puede aliviar frecuentemente las tensiones”, explicó, al mismo tiempo que recomendó dar un paseo o ir a nadar a la pileta. Por eso, para el especialista, quien quiera prevenir el dolor de espalda deberá entrenar específicamente la musculatura de la zona afectada.

Rainov, médico del Centro de Columna Vertebral MVZ de Múnich/Taufkirchen, sugirió: “Para evitar las malas posturas, los ejercicios deben exigirle a la espalda y a los músculos abdominales por igual”.

También los jóvenes se ven afectados por el dolor de espalda

Son muchas las personas que creen que los dolores de espalda vienen con la edad. Sin embargo, no es posible hacer tal afirmación.

“Las vértebras lumbares, por ejemplo, suelen bloquearse cuando los músculos circundantes se sobrecargan, independientemente de la edad de la persona”, detalló Rainov.

Y precisó: “Frecuentemente es la articulación sacroilíaca (una articulación entre el sacro y el ilion) la que causa molestias en la parte baja de la espalda. Sin embargo, un bloqueo en esta articulación no tiene por qué ser un signo de vejez, sino que también puede producirse por jugar al golf, al fútbol o durante el embarazo”.

Home office, responsable del aumento de contracturas

Hablar de malas postura parecería un problema menor en la vida diaria de las personas. ¿Quién no sufrió una contractura alguna vez? La mayoría de la gente sabe que hacer movimientos bruscos, levantar mucho peso de golpe o caer en el sedentarismo, puede generar serias dolencias corporales.

La realidad es que durante la pandemia, aumentaron las consultas por dolencias corporales en personas de todas las edades. De acuerdo con los médicos consultados, el problema principal está en el home office. Así como esta modalidad de trabajo trae muchas ventajas, puede ocasionar inconvenientes en la salud física y psíquica de las personas.

Trabajar sentados frente a una computadora todo el día y casi sin movernos, puede ocasionar dolencias en el cuerpo a mediano plazo. “El dolor de cabeza y cuello, así como diferentes patologías en vértebras cervicales, patologías de la ATM (articulación temporo-mandibular) y el bruxismo pueden ser producto de malos hábitos posturales”, dijo Anabel Kluz, licenciada en Kinesiología y Fisiatría de la Universidad Abierta Interamericana (UAI).

“Trabajos que nos exigen muchas horas frente a la computadora y/o hacer esfuerzos que comprometen a la columna, traen efectos negativos en nuestra salud, sin importar la edad de la persona”, explicó.

Algo similar sostuvo el licenciado Javier Rugiero, kinesiólogo fisiatra y diplomado en Osteopatía: “Las malas posturas frente a una computadora traen problemas en toda la columna (cervical, dorsal y lumbar); diferentes patologías en los miembros superiores como tendinosis y tendinitis en la mano y en el codo (sobre todo por el uso del mouse); y sobrecarga en la zona de trapecios y hombros. La postura que va generando la computadora hace que la cabeza tienda a irse hacia adelante para seguir leyendo la pantalla. La pelvis se va hacia atrás y eso tiene implicancias en todo el cuerpo como bloqueo de diafragma y consecuencias en diferentes niveles”, precisó.

Las tecnopatías

Rugiero explicó que las tecnopatías son muy frecuentes hoy en día y señaló que empeoraron con el confinamiento y el home office: “Se trata de todas las patologías derivadas del uso excesivo de la tecnología y la elevada exposición a las pantallas”.

En esa línea, agregó: “Más allá de los inconvenientes que lo anterior genera en toda la columna cervical, se están viendo muchos problemas en los pulgares de los jóvenes por el uso excesivo de los celulares. Sin dudas, la pandemia provocó que las personas pasen muchísimas más horas frente a los dispositivos tecnológicos y eso tiene sus consecuencias físicas”.

Por último, concluyó: “Otra cosa que pasa con el home office es que a la gente le cuesta mucho ordenar el trabajo, es decir, pierden los límites de la cantidad de horas que pasan frente a la PC, celular, TV o Notebook. Tengo pacientes que pasan más de diez horas sin moverse de un mismo lugar”.

FUENTE: TN