San Juan 8 > A un click > prueba

Cómo es la primera prueba de embarazo a base de saliva

Tiene la misma tecnología utilizada para fabricar los kits de detección del COVID-19. Es muy sencilla y más higiénica que los test tradicionales que analizan la muestra de orina.

Un nuevo modelo de pruebas de embarazo permite que con solo una gota de saliva se pueda tener un resultado 98% confiable y en 15 minutos. El modelo fue desarrollado por un joven laboratorio israelí especializado en pruebas de saliva.

¿Cómo funciona? El dispositivo, llamado SaliStick, en realidad permite detectar la hormona del embarazo Beta HcG presente en la saliva (el mismo principio que una prueba convencional). La muestra se puede tomar desde el primer día del retraso en la menstruación.

Te puede interesar...

“La saliva permite obtener un diagnóstico rápido”, dice Guy Krief, cofundador y presidente de Salignostics, el laboratorio desarrollador. Y agrega: “Es la única forma simple y no invasiva de detectar hormonas, virus y enfermedades”.

No es necesario, por lo tanto, según él, pasar por un análisis de orina o de sangre para detectar un embarazo. Esta prueba, tan voluminosa como un bolígrafo, se puede hacer en cualquier lugar y en cualquier momento.

Simplemente hay que colocar la barra de goma espuma en la boca durante unos segundos, antes de volver a colocarla en su base. Unos diez minutos más tarde, se muestra el resultado, como para una prueba normal: una o dos bandas de colores dependiendo de si hay embarazo o no.

SaliStick se desarrolló con la misma tecnología utilizada para la prueba de saliva del antígeno COVID-19 de la compañía, explica el sitio web Red de dispositivos médicos.

“Es muy alentador que una tecnología que se perfeccionó y desarrolló para ayudarnos a hacer frente a una de las peores pandemias pueda seguir desarrollándose para contribuir a la ayuda y el bienestar de las mujeres y las familias de todo el mundo”, declaró entonces a The Times of Israel el Dr. Guy Krief, cofundador y director general adjunto de Salignostics.

El año pasado, la empresa dijo que había completado con éxito los ensayos clínicos en Israel con más de 300 mujeres, tanto embarazadas como no embarazadas.

Un dispositivo más simple para las mujeres en tratamiento

“Es más simple e higiénico”, admite la ginecóloga Odile Bagot. Sin embargo, la experta es escéptica sobre la fiabilidad de este nuevo dispositivo. “Científicamente, todavía necesitaríamos saber la sensibilidad y especificidad de esta prueba. Su especificidad, que supongo que debe ser del 100%, significa que si la prueba es positiva, no puede haber error, hay un embarazo. La sensibilidad es saber si ya puede estar embarazada cuando la prueba es actualmente negativa. Depende de la tasa de hormonas del embarazo en la sangre que se correlacionará con la hormona del embarazo en la saliva”.

El dispositivo ya ha recibido el marcado CE y se comercializará en toda Europa a partir de principios de 2023. Sin embargo, su precio de venta aún no se conoce.

FUENTE: TN