Sanjuanina rescatada en India
Jueves 12 de Abril de 2018

Un abismo entre la cultura oriental y la occidental, el peldaño del que cuelga la sanjuanina rescatada

No es fácil la tarea de rescatar y resguardar a una mujer que ha convivido en otro mundo de derechos, diferente al que hoy la somete. La desvalorización de la mujer y el desamparo legal que existe en India, las razones por las cuales el Gobierno considera que "corre riesgo de muerte".

/// Por María Eugenia Vega

Así como se divide el Oriente del Occidente, las culturas de Argentina e India se contraponen y marcan puntos tan diferentes que son cruciales para la vida de una persona. Lo que para Oriente es ley, para Occidente es un atentado contra los derechos humanos. Por eso es tan puntilloso el caso de la joven sanjuanina que fue rescatada en India tras vivir un calvario con quien es ahora su marido, cuya relación nació en Facebook.


En la cultura oriental, cuando la mujer se casa pasa a ser potestad del hombre y es concebida como un bien económico. La familia del esposo tiene derecho sobre sus decisiones y sobre su vida, mientras que ella pierde la voz cantante. La mujer sólo es valorada cuando está al lado de su marido, porque cuando queda viuda es marginada social, cultural y emocionalmente. A tal punto es el desamparo legal que han existido casos en que se produce una denominada "quema de viudas", que es matanza a las mujeres que no están matrimoniadas porque no tienen espalda, ni dinero que las proteja, según relatan las organizaciones de derechos humanos.


Pese a que la constitución india promulga tres artículos que hablan de la "no discriminación del género", la realidad marca de aún existe una poderosa desigualdad que deja desamparadas a las mujeres. En uno de esos artículos se intenta preservar y resguardar la integridad del género femenino, en otro se habla de la igualdad de salarios para ambos géneros y en un último punto, se remarca la protección ante la discriminación social. Nada de esto se cumple al pie de la letra, según expresan los principales medios del mundo cada vez que reflejan hechos aberrantes protagonizados por mujeres víctimas de algún tipo de desprotección. Entonces, lo que en Argentina es considerado una razón de protesta para avanzar en la calidad de vida y en la igualdad de género, en India es moneda corriente.


Otro de los puntos relevantes en esa cultura es la existencia del matrimonio precoz. Esto es bastante común y fue varias veces repudiado por UNICEF. Desde hace algunos años, las parejas se contraían y se consumaban con 13 o 14 años, eso ya no sucedería por una ley que remarca la edad de enlace nupcial que es de 18 años en el caso de las mujeres y de 21, en el caso de los hombres. En este aspecto la palabra precoz también cabe entre adultos cuando se trata del tiempo de "noviazgo". Precisamente, ese es el caso de Daniela que contrajo matrimonio a sólo dos meses de conocer a su enamorado en Facebook. Lo que no se contempla es la violencia en ese lecho y de esta soga se colgó la provincia para lograr su resguardo en el consulado argentino en Delhi. Daniela ha denunciado violencia de género y se encuentra con un estado emocional traumático por el calvario que vivió.


Uno de las leyes promulgadas en 2005, en la cultura hindú habla de la "violencia doméstica" y de la preservación de la mujer en ese aspecto. Sin embargo, el género femenino en Oriente se ve privado de la posibilidad de independizarse económicamente. Esa es una realidad que no se aleja demasiado de la que se vive en Argentina, porque acá existe muchos casos de víctimas de violencia económica que no piden ayuda por miedo a quedar desamparadas. Si Daniela no pudo pedir ayuda antes no fue por temor, sino porque no tenía manera de comunicarse. Ella estaba cautiva y su marido le había quitado celulares y prohibido el acceso al mundo exterior.


En la provincia están muy preocupados por todos estos puntos que han sido analizados por las autoridades con detenimiento. Se sabe que la pata fuerte de la cultura hindú es el "dote". Esto hace referencia a la deuda monetaria que puede tener una familia para con otra por el acuerdo nupcial. En India, el dote se paga con la vida. Esto ha provocado un alto registro de homicidios, humillaciones, maltratos y hasta suicidios. Aunque la sanjuanina no esté afectada a este aspecto se puede apreciar que se trata de una cultura "peligrosa", comparada con la occidental. Es por eso que el Gobierno de San Juan comprendió que "la chica corre peligro de muerte" y por eso la acción fue inmediata.

Comentarios