San Juan 8 > San Juan > Alerta

Qué es el Alerta Roja y en qué consiste la "mochila de emergencias"

La provincia experimentará la siguiente jornada temperaturas extremas que pueden perjudicar la vida de las personas.

Si estamos ante la presencia de un alerta roja el peligro es extremo. El evento, es inmediato. El alerta es emitida por instituciones responsables o entidades autorizadas ya sea a nivel nacional, provincial o municipal.

En la mayoría de los casos, se ordena la evacuación hacia zonas seguras además de otras acciones según las condiciones en que se presenta el evento.

Te puede interesar...

En este caso, es muy importante que sigas atentamente las recomendaciones de las autoridades y que, en el caso de que se ordene la evacuación, esperes con calma la llegada de los equipos de rescate.

Además, recordá poner en marcha el Plan Familiar de Emergencias, llevar tu mochila de emergencias y estar atento a cualquier signo de peligro. Ante la presencia de alguno de ellos, ponete en contacto con las autoridades inmediatamente.

Todo este material, en caso de un alerta roja va a ser de mucha ayuda. Te recomendamos que lo leas y practiques siempre.

¿Cómo actuar ante los riesgos más frecuentes en la Argentina? Conocé las recomendaciones particulares ante cada uno de ellos.

¿Cómo armar una mochila de emergencias?

¿Ya diseñaste tu Plan Familiar de Emergencias? Diseñalo y practicalo en familia con nuestras recomendaciones.

Tené siempre a mano números útiles que te pueden servir durante cualquier emergencia.

Tiene que contener al menos los siguientes elementos

*Documentación de toda la familia y los de la casa (en bolsa plástica hermética).

*Botellas de agua para un día.

*Botiquín de primeros auxilios

*Silbato

*Fósforos y velas

*Linterna con pilas.

*Libretas con teléfonos útiles: bomberos, policía, emergencias.

*Artículos de higiene: alcohol en gel, papel higiénico.

*Alimentos para un día: enlatados, galletitas, barra de chocolate.

*Dinero.

*Medicamentos recetados.

*Llaves de la casa y vehículo.

Practicalo

No esperes a que pase algo. Una vez que tenés diseñado tu plan familiar, te recomendamos:

Comentalo con tu familia y contale a cada uno que debe hacer en cada caso.

Asegurate que todos lo entiendan, incluso adultos mayores y niños.

Encontrá algún lugar visible de la casa donde ubicarlo para que todos puedan verlo y repasarlo.

Llevá a cabo tu propio simulacro, registrando el tiempo que tardan desde el inicio hasta que llegan a la zona segura. Durante el simulacro evita corregir lo que se está haciendo mal.

Una vez que lleguen a la zona segura, conversá con tu familia sobre las fallas o errores a fin de mejorarlos en otra oportunidad.