Comscore

SAN JUAN

Por primera vez, la Iglesia impulsa un protocolo en caso de abuso sexual por parte de sacerdotes

Se denomina "Protección de Niños, niñas, adolescentes y adultos vulnerables". Se ha creado una comisión para investigar los casos y estipular las medidas.
Por Maria Eugenia Vega

En el marco de la prevención del abuso sexual infantil, la Iglesia sanjuanina impulsa por primera vez en la historia, un protocolo de actuación en caso de registrarse un posible abuso que involucre a un sacerdote y/o religioso. Se denomina "Protocolo de Protección de Niños, Niñas, Adolescentes y Adultos Vulnerables".

La presentación oficial estuvo a cargo del Arzobispo de San Juan, Monseñor Jorge Lozano, quien creó una comisión especial, a través del decreto 40/2020, para el abordaje de esta temática. La comisión está integrada por María Isabel Carrizo, (psicóloga), Pastora Oviedo (profesora), Cristina Tejada (abogada), Claudia Campos (comunicadora social), el presbítero Miguel Tejada y preside la comisión, la abogada Paula Berlincourt.

Esta decisión se tomó a partir de lo solicitado por el Papa Francisco, tras los aberrantes hechos comprobados que pusieron a la Iglesia en tela de juicio, por causa de abusos contra menores. Será un acompañamiento paralelo a la denuncia o proceso penal.

En primer lugar, la comisión está encargada de promover iniciativas de prevención de abusos. Para que esto ocurra según lo ideado, comenzarán con un espacio de capacitaciones para que todos los actores (sacerdotes, catequistas, docentes) conozcan las normas del protocolo. "Queremos evitar que se dañe la integridad física, moral o espiritual de los fieles", dijo la abogada Paula Berlincourt.

Luego, la segunda tarea planteada por la comisión es el asesoramiento integral a los magistrados de la Iglesia. En ese contexto, se abordará la recepción de las denuncias de feligreses que puedan dar lugar a la duda de un posible daño ocurrido, con un sacerdote como perpetrador.

"El abuso sexual es un tema doloroso en la provincia. Los organismos oficiales nos dan cifras alarmantes. Con respecto al ámbito de la Iglesia no es hoy por hoy una realidad extendida, pero sí es algo que queremos observar", dijo Monseñor Lozano al respecto.

Las situaciones pasadas sobre posibles abusos contra menores, que tuvieron como protagonistas a miembros de la Iglesia fueron abordadas sin tapujos este miércoles. Se aclaró en este sentido, que el protocolo rige para situaciones anteriores a la emisión del mismo.

Hubo dos planteos sobre casos de sacerdotes involucrados en abusos. Una ocurrió en los años 90; pero Lozano no se explayó demasiado en el tema, sólo dijo que ese sacerdote se acercó para solicitarle su retorno. Luego, mencionó otro caso planteado por una víctima sobre un hecho de hace 15 años atrás; pero como el sacerdote se fue de la provincia su caso quedó en la nada. Ahora, planteó que el párroco volvió. "No estamos planteando este protocolo porque haya muchas denuncias sino porque así lo exige el Papa", remarcó Lozano.

En ese sentido, el presbítero Miguel Tejada añadió: "Queremos tener ambientes saludables en las parroquias, en todos los grupos y espacios de la Iglesia. Esto se enmarca en un esfuerzo que la Iglesia Universal viene haciendo en el marco de los abusos sobre menores y personas vulnerables y que tiene como perpetradores a los ministros consagrados".

Básicamente, lo que refleja el protocolo es la realización de los campamentos, encuentros espirituales, eventos masivos o acotados que incluyan varios días de contacto entre el feligrés y el párroco. También estipula los lugares adecuados para el descanso de los actores.

Lo que prevé el protocolo es el abordaje psicológico, legal (de acuerdo al derecho canónico) e impulsar y acompañar a las víctimas a una denuncia penal. De comprobarse la denuncia, un Tribunal evaluará la condición del sacerdote en su área.

Dios ha permitido que esto salga a la luz.

Padre Miguel Tejada

Con referencia al financiamiento de la tarea, el arzobispo Lozano aclaró que los integrantes de la comisión pertenecen de manera voluntaria y que los gastos que se acomoden a las actividades que tengan que realizarán serán asumidos por el Arzobispado.

Ante un posible abuso o frente al conocimiento de una situación dudosa se puede escribir al mail prevenciónabusosarqsanjuan@gmail.com. De la misma manera, se puede enviar una carta a sobre cerrado al arzobispado para concretar una entrevista bajo estricta discreción.