San Juan 8 > San Juan > CanME

Inauguraron el Laboratorio de CanME, en Pocito

Del acto participó la ministra de Salud de Nación, Carla Vizzotti, el gobernador Sergio Uñac y autoridades del INTA.

El gobernador Sergio Uñac, junto a la ministra de Salud de Nación, Carla Vizzotti, inauguró el Laboratorio de Control de Calidad CanME – INTA, en el departamento Pocito. El objetivo será certificar los más altos estándares científicos y médicos, para acercar a la comunidad un producto de calidad farmacológica que mejore la calidad de vida de pacientes con diversas patologías.

En el marco de la diversificación productiva que impulsa la provincia de San Juan, se puso en marcha la producción de Cannabis Medicinal, investigación y proceso industrial, abarcando el espectro completo desde la planta hasta su transformación en productos con fines científicos, medicinales y terapéuticos.

Te puede interesar...

Cannabis Medicinal Origen San Juan significa un hito para la provincia, una política de Estado en pos de generar un polo científico y productivo que garantice la proyección sanjuanina como referente nacional e internacional del cannabis medicinal.

Además, fue un paso significativo en la diversificación de la matriz productiva de la provincia, con un horizonte de crecimiento agroindustrial, inversiones tecnológicas, desarrollo de nuevas fuentes de trabajo y movilidad económica para la provincia, en forma conjunta con capitales privados.

En el comienzo del acto, Uñac explicó que “ apostar a CanME fue un cambio cultural. En algún momento hubo incertidumbre sobre hacia donde nos iba a llevar esta sociedad del estado. Quiero poner en valor a los empresarios que están produciendo y los que están trabajando para llevar el proyecto adelante, ya que estamos hablando de la producción, vinculada a la medicina paliativa, que debemos priorizar“.

“Quiero agradecer a la ministra de Salud, al director Nacional de INTA y todos los que nos han permitido que este laboratorio tenga el principio de acción, que va a producir el efecto en la sociedad, que tendrá la tranquilidad de que lo que compraron o se animaron a producir, pueda ser analizado”, concluyó y agradeció la confianza para con el estado local de quienes apoyaron el emprendimiento.

A su turno, Vizzotti se refirió a la creación de la ley que posibilitó el acceso de pacientes al uso legal del Cannabbis Medicinal, acompañado de la calidad necesaria para la seguridad del enfermo, de la mano de la investigación responsable.

Además, la ministra puso en valor el carácter económico y de generación de empleo genuino en la elaboración de la medicina mencionada, como así también en la producción del Cáñamo industrial, proyecto en vías de desarrollo en la provincia.

“Empezar con el control de calidad y proyectarse en la producción provincial, junto a la asociación público privada, es el modelo que tenemos que seguir, para avanzar”, dijo Vizzotti para cerrar su discurso.

Continuando, Parera destacó el proyecto de Cannabbis Medicinal desarrollado en San Juan, como parte de otros que se despliegan en el resto del país. “Es muy bueno el enfoque de calidad que se está dando al producto en San Juan, de la mano de los sectores público y privado. Esta es una iniciativa que resalta la producción de cannabis como una alternativa para la salud y para la productividad”.

Como dato, el funcionario aportó que “en San Juan está el desafío del cáñamo industrial, requerido a nivel mundial, para lo que comenzaremos con algunos ensayos en la provincia” y rescató la sinergia entre gobierno y actividad privada.

Por su parte, el intendente Sánchez hizo hincapié la decisión del estado sanjuanino de “ir siempre a la vanguardia de la medicina a futuro” y felicitó al equipo responsable del proyecto medicinal, además de poner en valor los planes Mis primeros mil días y Mis segundos mil días, entre otros, como parte de un acompañamiento integral en el desarrollo de la salud de los sanjuaninos desde la primera infancia.

Posteriormente, Venerando reflexionó sobre los pacientes con enfermedades como la Epilepsia Refractaria, para las que la medicación aplicada es insuficiente, hace que se acreciente el compromiso de trabajar como estado, para lograr la calidad de vida del paciente. “Los ministerios de Salud de la Nación y de la Provincia se unieron para trabajar hasta llegar a la concreción de éste laboratorio. El gobernador pensó siempre en mejorar la salud de cada sanjuanino”, culminó.

Luego, Lucero se refirió a las distintas vivencias de las familias de los pacientes que utilizan Cannabis Medicinal. “Ahora, el INTA y la ciencia se pusieron al servicio de la sociedad sanjuanina. Por medio del trabajo coordinado entre el estado sanjuanino y el sector privado, construiremos una mejor calidad de vida para los enfermos y sus familias”.

Para finalizar, Correa destacó la sinergia entre estado y el sector privado y el trabajo que realizan seis empresas privadas que trabajan en conjunto para desarrollar el plan de investigación médico y científico. “Entre el Gobierno de San Juan e INTA, se invirtieron más de 500 mil dólares en el montaje de éste laboratorio”, afirmó.

Finalmente, el director hizo hincapié en que “el Gobierno de la Provincia no tiene compartimentos estancos; de tal manera, el Ministerio de Producción y desarrollo Económico puso a disposición 2 cromatógrafos, para lograr altos estándares de calidad a nivel mundial” y agradeció, además, el apoyo del Gobierno Nacional para el emprendimiento.

Correa se despidió anunciando que para el segundo trimestre del 2023 estarían licitando la primera producción de aceites medicinales.

Cabe destacar que la jornada contó con una charla de divulgación científica para médicos, a cargo del experto Marcelo Morante.

Infraestructura del laboratorio

Este laboratorio, para el que se adquirió tecnología de última generación, ayudará a determinar cannabinoides y terpenos en las matrices derivadas del cannabis, que son compuestos con actividad farmacológica propia de la planta.

Este paso es vital para que el profesional médico realice la propuesta de dosificación correcta en cada patología.

Mientras tanto se avanza en el diseño de un Laboratorio de Producción en hospital Lanteri, para los cultivos propios de CanMe, siguiendo las normativas sobre Buenas Prácticas de Manufactura (GMP), dictadas por ANMAT y otras normas de calidad internacionales.

Cabe destacar que el primer laboratorio estatal argentino es el de Jujuy. El de San Juan es similar, pero con un método de extracción diferente al jujeño.