"
San Juan 8 > San Juan > rescatistas

El trabajo de 200 rescatistas que se unieron en la montaña para dar con Julia

La operación, que comenzó el viernes 23 de mayo antes del mediodía, involucró a funcionarios del GERAS, Cannes, Policía Federal, Bomberos, Naútica, rescatistas, andinistas, kayakistas y pilotos de helicópteros y drones.

La tarde del lunes 27 de mayo quedará grabada en la memoria colectiva de San Juan como un día de inmenso esfuerzo y pesar. A las 20:15, concluyó uno de los operativos de búsqueda más amplios y emotivos que la provincia haya visto en los últimos años, con el hallazgo del cuerpo sin vida de la joven alemana Julia Horn, de 19 años, en el cerro Tres Marías. Julia había desaparecido hacía más de 96 horas, y su búsqueda movilizó a más de 200 rescatistas, generando una ola de solidaridad y compromiso sin precedentes.

La operación, que comenzó el viernes 23 de mayo antes del mediodía, involucró a funcionarios del GERAS, Cannes, Policía Federal, Bomberos, Naútica, rescatistas, andinistas, kayakistas y pilotos de drones. La ardua labor se desarrolló bajo condiciones climáticas adversas, con temperaturas bajo cero, lluvia y neblina.

Leé también: Así bajaban el cuerpo de Julia Horn del cerro

Te puede interesar...

rescatistas andino.jpeg

Más del 50% de los rescatistas fueron voluntarios con amplia experiencia en la zona o en roles específicos de búsqueda y rescate. Estos hombres y mujeres dejaron atrás sus hogares, familias y trabajos para contribuir a la misión de encontrar a Julia. Su dedicación y sacrificio fueron evidentes, especialmente durante el fin de semana, cuando muchos debieron retirarse por compromisos laborales, pero asegurando que siempre hubiera personal en la base y en la cima del cerro.

Leé también: Cómo es el operativo para recuperar el cuerpo de Julia Horn

La noticia de la muerte de Julia generó un profundo sentimiento de tristeza y desazón entre los presentes. Un joven que participó en la búsqueda desde el primer día expresó con pesar: “Nos dio mucha tristeza, no me alegró nada haberla encontrado en estas condiciones. Una pena”. Estas palabras reflejan el sentimiento compartido por todos los que participaron en el operativo.

La tristeza era palpable entre ellos, una emoción compartida y visible en cada rostro.

comunicado andino mercedario.jpeg

El Club Andino Mercedario, que también participó en el rescate, emitió un comunicado expresando sus condolencias a la familia y amigos de Julia Horn. “Nuestras condolencias a la familia y amigos de Julia Horn. Nuestro corazón está con ustedes”, se leía en el mensaje. Dos palabras resonaron en cada entrevista realizada a los involucrados: orgullo y admiración. Orgullo por el esfuerzo colectivo y admiración por cada persona que dejó todo por Julia.