San Juan 8 > Policiales > denuncia

Otra denuncia complica al hombre que fue acusado por manosear a una joven

Marco Rubén Cortéz ya tiene dos denuncias en su contra. El nuevo caso es similar al primero que se denunció. Además, hay más testimonios de mujeres que fueron acosadas.

El viernes al mediodía una joven llegó al Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género (CAVIG) para denunciar a Marco Ruben Cortéz, el empleado de una farmacia acusado de abusar de una joven mientras viajaba en colectivo.

Te puede interesar...

Según fuentes judiciales, el nuevo hecho ocurrió en el mes de agosto y fue similar al caso que se dio a conocer días atrás. Mario Panetta, fiscal de CAVIG, explicó que la chica contó que se subió a un colectivo y de repente un hombre se sentó a su lado y sin mediar palabras la manoseó.

En ese momento, la joven se bajó de la unidad y fue perseguida por Cortéz por varias cuadras hasta que desapareció. “La chica no denunció porque no sabía nada del acosador”, dijo el fiscal a este diario.

Pero, luego cuando vio la foto en redes sociales pudo identificarlo y se animó a denunciarlo.

Panetta aclaró que además tienen otros testimonios que no encuadran delito, pero que forman parte de una serie de casos que han dejado al descubierto la manera sistemática en la actuó el empleado de la farmacia.

cortez abusador.jpg

Miradas abusivas y frases acosadoras

Una joven mamá contó que Cortéz la acosó cuando fue a comprar un medicamento para su hijo. Primero inició una charla para luego comenzar a mirar de manera provocativa insinuando algo. Luego de eso salió de su zona de trabajo y se acercó hacia la chica para decirle frases acosadoras.

La crónica del caso

El pasado sábado 10 de septiembre, una joven estudiante de 23 años tomó un colectivo de la Red Tulum en el ingreso del barrio Camus, en Rivadavia. La chica –resguardamos su identidad- se sentó en los asientos de a dos y a las cuadras de circular con casi la unidad vacía subió un hombre que se sentó a su lado.

Cuando circulaban por calle Santa María de Oro y avenida Libertador la joven advirtió que el sujeto comenzó a rozar su pierna con la de ella y de inmediato pasó a manosearla. Según la denuncia, Rubén Cortéz le tocó sus partes íntimas y fue en ese momento cuando la joven pidió ayuda.

La víctima contó en CAVIG que a pesar de que solicitó ayuda al resto de los pasajeros que de a poco habían ocupado la unidad nadie atinó a asistirla. De hecho, el colectivero del interno 39 abrió las puertas y el acusado pudo escapar. Según consta en el relato de la joven, Cortéz bajó en las inmediaciones de calle Libertador y Las Heras, en Capital y logró escapar.

La víctima pidió bajar también en la zona del Centro Cívico y a pesar de que estaba en shock pidió ayuda a un grupo de personas que pasaban por la zona. Cuando su familia llegó a contenerla fueron a realizar la denuncia en el Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género y ahí comenzó con la viralización de la foto que la víctima logró tomar.