Comscore

POLICIALES

Crimen en Rodeo: trasladaron a los dos detenidos a la Capital

Montaño se quebró y guió a los investigadores hacia donde estaba el fierro con el que habría ultimado a Quiroga. El registro de la última llamada del celular de la víctima, clave para la investigación.

Luis Montaño (31) y Glenda Aciar (23) fueron trasladados en la mañana de este sábado desde la Comisaría 22° de Rodeo hasta la Central de Policía. Horas antes, el implicado se quebró y guió a los investigadores hacia donde estaba el fierro con el que habría ultimado a Rubén Quiroga (55).

Con esta información, los pesquisas de la Policía de San Juan, fueron a buscar el fierro que tirado a unos 800 metros del domicilio de la pareja. Según informaron fuentes de la investigación, el hombre confesó de manera informal que le habría pegado con el elemento contundente en la cabeza a Quiroga y éste se desmayó. Luego, habría prendido fuego unas gomas y con las llamas quemó el cuerpo.

LEE TAMBIÉN:
Crimen en Rodeo: cómo dieron con los detenidos a un mes de la desaparición

LEÉ TAMBIÉN:Crimen en Rodeo: cómo dieron con los detenidos a un mes de la desaparición

Esto direccionó a los investigadores al lugar donde habría ocurrido el fuego, en el costado de la RN 150, a más de 700 metros del domicilio de la pareja ahora detenida, casa que está ubicada en la intersección con la calle Tiro Federal. La hipótesis preliminar que se maneja por estas horas, es que en ese lugar fue donde el implicado habría sorprendido a Quiroga para atacarlo.

¿Cómo sabía el sujeto que en ese punto estaría la víctima? Para esto fue clave el registro de la última llamada del celular de Quiroga, que fue en la madrugada del 23 de mayo. Según las fuentes, ese último contacto habría sido con Aciar, quien presuntamente lo citó en ese lugar.

Los investigadores creen de forma preliminar que Montaño habría descubierto que su pareja le era infiel con Quiroga y no se sabe si él le habría pedido que lo citara o a enterarse del encuentro, habría decidido ir en persona a enfrentarlo. Ambos permanecieron en silencio después de lo ocurrido.

Pero el testimonio de la mujer arrojó en un primer momento una contradicción respecto a lo que contaron los vecinos. Ella habría dicho que hacía años no veía a Quiroga, mientras los demás la vinculaban con él. Esto fue el punto de partida para direccionar la investigación hacia Aciar y Montaño.

En el allanamiento de la vivienda, encontraron en la letrina restos óseos, frenos de bicicletas y parte de un celular. Se esperan los resultados de estas pericias más las del fierro y el cotejo de ADN de los restos, entre otras pruebas, para elevar el informe de la investigación a la causa. Mientras tanto, los dos detenidos permanecen alojados en la Central, a la espera de ser llamados a indagatoria por el juez Javier Alonso, titular de la Segunda Circunscripción Judicial.