San Juan 8 > País > economía

El país apuesta por la economía del conocimiento y el trabajo remoto

La descentralización de las actividades y las economías regionales, las claves en el plan para multiplicar actividades.

El desarrollo de las economías regionales y la descentralización de actividades tradicionalmente radicadas en los grandes centros urbanos son dos de las principales claves de Argentina Productiva 2030 y Daniel Schteingart, coordinador del plan, destacó importantes avances al respecto, así como la necesidad de "multiplicar esas iniciativas".

De la experiencia recogida en los encuentros realizados en Tierra del Fuego, Corrientes, Córdoba y Chaco, Schteingart destacó en diálogo con Télam "realidades diferentes, no solo por cuestiones territoriales, sino también sectoriales".

Te puede interesar...

"En Tierra del Fuego y Córdoba tuvimos encuentros ligados a cómo impulsar la economía del conocimiento", mientras que la reunión de Ushuaia "estuvo particularmente focalizada en cómo federalizar este sector, que tiene muy altos salarios, es muy dinámico e innovador y viene creciendo fuerte, pero en el que todavía el grueso del empleo se da en el AMBA".

Si bien las 24 provincias incrementaron el empleo en software, Schteingart reconoció que "aún tenemos mucho por avanzar en la federalización".

Puso como muestra el caso de Tandil que es la "la tercera ciudad más especializada en software de todo el país, solo detrás de CABA y Vicente López, con casi un 5% del empleo formal de la ciudad que lo explica ese sector, un porcentaje muy superior al promedio nacional de 2%", remarcó.

Asimismo, puntualizó el auge del trabajo remoto derivado de la pandemia, lo que "abre una oportunidad enorme para la federalización de este sector", ya que "muchas empresas de base tecnológica que antes solo miraban el AMBA están empezando a buscar talentos en todos los rincones del país".

"Debemos multiplicar esas iniciativas", enfatizó, al tiempo que resaltó el impulso de la conexión de los servicios basados en el conocimiento con otras actividades de fuerte importancia en las provincias.

Por ejemplo, la digitalización del turismo a partir del desarrollo de apps que permiten conocer mejor un destino, o la producción de películas que transcurran en algún lugar turístico, para posicionar la marca país en el exterior.

A su vez consideró que "Argentina puede incrementar su participación en los US$ 270.000 millones que la industria satelital mueve en todo el mundo, no solo produciendo satélites sino ofreciendo servicios satelitales y procesando y analizando la información satelital".

Por otra parte, en Corrientes y Chaco se trabajó respectivamente en los complejos forestoindustrial y alimenticio y se planteó la necesidad de ajustar marcos normativos y generar infraestructura para mejorar la producción y exportación.

Por ejemplo, Chaco tiene "un perfil de especialización agroindustrial similar al de las provincias de la zona Centro, pero en donde hay desventajas estructurales, como los costos logísticos o marcos regulatorios que dificultan, por ejemplo, la venta de carne a otras provincias", señaló.

Schteingart subrayó la importancia de incorporar beneficios adicionales en las provincias del Norte Grande, para reducir las "brechas estructurales" que las separan del resto del país.

Indicó que se puso en marcha "un régimen de fomento para el empleo industrial y agroindustrial del Norte Grande, que reduce contribuciones patronales para empresas de esas provincias que incorporen empleo en los próximos años", además de la realización de "encuentros específicos con municipios y pymes locales para contarles las más de 150 iniciativas que hoy tenemos vigentes en el Ministerio de Desarrollo Productivo".