San Juan 8 > País > Alberto Fernández

Alberto Fernández se someterá a una endoscopía

El jefe de Estado ingresará este sábado a las 11 al sanatorio para realizarse un estudio de control. En su viaje al G20, sufrió un cuadro de gastritis erosiva con sangrado.

Este sábado cerca de las 11 de la mañana, el presidente Alberto Fernández ingresará al Sanatorio Otamendi para efectuarse una endoscopia para seguir analizando su estado de salud.

El Presidente retorno este viernes por la madrugada de su viaje a Francia, Indonesia y España, y se quedó en la Quinta de Olivos.

Te puede interesar...

Cabe recordar que el primer mandatario, sufrió un episodio de hipotensión y mareos previo al inicio de la Cumbre del G20 en Bali. Fue asistido por el médico presidencial Manuel Estigarribia, de la Unidad Médica Presidencial y trasladado a un hospital y, a posteriori se conoció que el parte médico indicando que sufrió de “una gastritis erosiva con signos de sangrado".

Luego de recibir el tratamiento médico adecuado, Fernández permaneció en Indonesia, aunque limitó su actividad a dos encuentros, uno con el presidente de China, Xi Jinping y al siguiente con la titular del FMI, Cristalina Georgieva.

“Tuve una descompensación producto de una gastritis erosiva que generó un sangrado y una baja de presión importante”, afirmó el jefe de Estado, en conferencia de prensa, luego de reunirse con el mandatario chino Xi Jinping.

“Fue un mal momento, tuve un problema que arrastro hace muchos años, pero nunca se había manifestado de esa forma, que el estómago sangre”, señaló el Presidente posteriormente en diálogo con Radio 10. “Esto me hizo bajar la presión muchísimo y me obligó a hacer un estudio para verificar si el sangrado había parado”, apuntó.

Alberto Fernández agradeció la preocupación de todos los que se inquietaron por el percance que sufrió y, entre risas, admitió: “Más me asusté yo”. También, Fernández comentó que lo "llamó Cristina (Kirchner) por la salud, cosa que agradezco y valoro mucho”.

Si bien, como el propio jefe de Estado, reconociera “la recuperación rápida es un dato tranquilizador, lo pudimos resolver rápidamente”, de todas maneras “el estrés y los nervios tienen mucho que ver y los médicos me pidieron que pare un poco”.