San Juan 8 > Mundo > Vaticano

Francisco incorporará trabajadores no religiosos al Vaticano

El Sumo Pontífice de la Iglesia Católica realizará audiencias para la lectura de los saludos a los fieles.

El papa Francisco decidió incorporar desde hoy a hombres y mujeres no religiosos que trabajen en el Vaticano a la lectura de los saludos a los fieles, uno de los tramos centrales de sus audiencias de los miércoles, al tiempo que renovó su pedido para que se faciliten los trámites para la adopción de niños.

"A partir del miércoles 5 de enero, en la Audiencia General, también estarán presentes para la lectura de los saludos en los diferentes idiomas, empleados, hombres y mujeres, religiosos y laicos, de algunos Dicasterios de la Curia Romana", informó el Vaticano en un comunicado.

Te puede interesar...

La lectura de los saludos pontificios en varios idiomas (francés, inglés, alemán, español, portugués, árabe y polaco) estaba hasta este miércoles reservada a sacerdotes de la Secretaría de Estado del Vaticano.

Por ejemplo, durante la audiencia de hoy, los saludos en español fueron leídos por Andrea Lorena Chacon, una misionera eucarística, en vez del habitual sacerdote encargado de los saludos a los fieles de la lengua del pontífice.

Este miércoles, el Papa dedicó su tradicional catequésis a pedir "a las instituciones" que ayuden a las personas que quieren adoptar un hijo.

"Espero que las instituciones estén siempre dispuestas a ayudar en este sentido, estando atentos con seriedad pero también simplificando el proceso necesario para que el sueño de muchos pequeños que necesitan una familia se haga realidad, y muchos esposos que deseen entregarse en el amor", planteó Francisco.

En mayo de 2019 el Papa ya había lamentado que "muchas veces hay personas que quieren adoptar niños, pero existe una burocracia masiva", frente a lo que convocó a crear "una cultura de adopción".

Tras su catequésis de hoy, el Papa fue homenajeado con un espectáculo de circo con más de 25 artistas en escena, que -en su número de cerca de cinco minutos- incluyó una versión de la clásica canción "The Trooper", de la banda de heavy metal Iron Maiden, jamás reproducida dentro del Vaticano.

Si bien tradicionalmente las audiencias generales de los miércoles se hacían en Plaza San Pedro, la pandemia de coronavirus obligó al pontífice primero a cancelar la participación de público y luego a trasladarlas a la denominada Sala Nervi del Aula Pablo VI, un espacio cerrado dentro del Vaticano con capacidad para unas 6.500 personas, donde se desarrollan actualmente.