San Juan 8 > Espectáculos > Juana Viale

Juana Viale despidió a su amiga Victoria Césperes

"Es re triste perder a alguien que uno ama", dijo la conductora de La Noche de Mirtha Legrand.

Sin bailar, temblando y con la mirada triste, Juana Viale arrancó la conducción de La Noche de Mirtha Legrand, el día después de perder a Victoria Césperes, su amiga actriz uruguaya. “Estoy un poquito nerviosa”, aclaró el sábado por la noche y para los televidentes que no sabían de lo que hablaba, contó: “Mi amiga, la uruguaya, partió. Tuve la honra de conocerla, de vivirla”.

Luego agregó: “Hay amigos acá presentes, también. Y a mi no me hubiera permitido no trabajar porque era una gran trabajadora”. Y con las voz quebrada por su amiga que murió de cáncer aseguró: “No se fue. Solo cambio de piel”. Después le mandó un beso a Luis, el pareja de su amiga, a quien definió como “el guerrero a su lado”. Además, dedicó otro abrazo a Estela, la mamá de Victoria.

Te puede interesar...

Antes de dar los detalles de la confección de su vestido azul noche de Gino Bogani, apuntó: “Voy a hacer el programa lo mejor que pueda. Me late rápido el corazón. ‘Uru me vestí de gala para ti’”. Mientras que, haciendo esfuerzos por contener el llanto, mientras contaba quién la había maquillado y peinado, se quebró y con total naturalidad exclamó: “Es re triste perder a alguien que uno ama”. Y solo después de homenajear a su amiga, que había sido diagnosticada con cáncer de mama en 2011, pasó a la mesa con Débora Plager, Martín Tetáz, Gabriel Levinas y José Luis Espert, para hacer del programa que sale por El Trece.

Juana Viale y Victoria Césperes –que murió a los 41 años– tenían vínculo de hermanas. Se conocían hace muchos años y compartían la pasión por la actuación. Incluso habían pisado el mismo escenario en 2018 al encabezar La sangre de los árboles, obra teatral que se presentó con gran éxito en el Festival de Aviñon, en Francia. Se conocieron por una amiga en común en Buenos Aires, pero afianzaron su relación en Chile, cuando la actriz argentina vivía con Gonzalo Valenzuela. La uruguaya, en tanto, también estaba en pareja con un chileno. “Estábamos todo el tiempo juntas, se creó una relación que no hubiese existido de otra forma”, recordó alguna vez Césperes sobre su amistad con la nieta de Mirtha Legrand.

Nacida y criada en Punta Gorda –departamento de Colonia en Uruguay–, desde los 16 años que Victoria Césperes supo que quería ser actriz. Era una artista integral: hizo teatro, cine y televisión. Entre sus últimos trabajos se destaca Sentadas en el umbral, película que protagonizó junto a Soledad García, que se presentó como una comedia de enredos y que se estrenó en agosto del 2020. Además, brilló en la televisión argentina con su personaje en la segunda temporada de El Marginal, en donde interpretó a la secretaria de Antín (Gerardo Romano), el director del penal San Onofre.

“Fue increíble poder trabajar con monstruos de la actuación como Romano o Claudio Rissi (Mario Borges, en la ficción). Muchas veces sucedía que Romano me proponía improvisaciones en el momento, y fue un desafío para mí poder seguir el ritmo de tipos que tienen años de televisión arriba. La pasé increíble en todas las jornadas de trabajo”, destacó Victoria en una entrevista que brindó en 2018 sobre su experiencia en la serie de Underground.

En sus últimos posteos en las redes sociales, Césperes se había expresado sobre el apoyo que recibió por parte de su familia y especialmente de Luis. El 9 de abril, la actriz uruguaya había compartido una foto donde se los veía de espaldas y tomados de la mano. Ella sobre una silla de ruedas, él caminando a su lado, como lo hizo desde que comenzaron su relación. “Girando juntos, amor. Se fue la cuarta, ¡se fue! Te amo, Luis”, escribió en referencia al tratamiento que hacía por su enfermedad.

FUENTE: Teleshow