San Juan 8 > Espectáculos > Enrique Pinti

Enrique Pinti dejó un testamento y se conocieron detalles

El actor falleció el 27 de marzo y había dejado un testamento para darle destino a sus bienes. Enrique Pinti dejó todo en manos de una heredera.

Se conocieron detalles del testamento de Enrique Pinti, el actor argentino que murió el 27 de marzo. El también humorista no estaba casado ni tenía hijos que pudieran heredar sus bienes. Existe solamente una única heredera.

La sucesión se abrió hace 10 días, según explicó en el programa A la tarde, la panelista Débora D'Amato y dijo que Pinti dejó dos propiedades inmuebles.

Te puede interesar...

enrique pinti.png

La herencia de Enrique Pinti

El actor Enrique Pinti, quien participó en películas como Esperando la carroza, también fue un humorista famoso por sus monólogos que llenaban teatros.

El artista porteño dejó dos bienes raíces: un departamento en el que vivía y otro ubicado en el barrio de Congreso, que utilizaba como oficina.

Los dos departamentos, además de otros bienes de menor valor serían heredads por una sola persona: Natalia Gabriela Camaño, sobrina de Enrique, hija del hermano del actor, quien falleció en enero. Se sabe que era una de las personas que más acompañaba al artista.

No poca gente planteó si era posible que una figura como Pinti tuviera solamente dos inmuebles. Al respecto, el periodista Luis Ventura remarcó que Pinti se tomaba dos meses de vacaciones para viajar a Europa y Estados Unidos. También se daba ciertos gustos como salir a comer a restaurantes cada vez que podía.

“Él tenía testamento. En 2014 ya tenía un testamento que cambió en 2022, a principios de este año, el 26 de enero. Pero además en una parte del testamento aclara que ‘se deja constancia que no pudiendo firmar bien, el otorgante, en virtud de la enfermedad que lo aqueja, estampa también la impresión del dígito pulgar derecho’. Pensábamos que estaba en perfectas facultades para poder firmar” afirmó Ventura que dijeron los letrados.

Enrique Pinti murió el 27 de marzo a los 82 años, estaba internado desde el 5 de marzo en el Sanatorio Otamendi. El artista, que en los últimos años venía sobrellevando un cuadro de diabetes severa y problemas circulatorios en las piernas, también experimentó una depresión desde que comenzó la pandemia de coronavirus.

Había ingresado poco más de veinte días antes a la institución médica. Desde entonces todo fue hermetismo en torno al actor, hasta que en las últimas horas antes de su final la preocupación invadió a sus allegados y se extendió a toda la comunidad artística, que se mantuvo en vilo hasta conocer el final.