San Juan 8 > Información General

Bº Mariano Comas: los vecinos pidieron más control policial

Más de 100 vecinos participaron de un encuentro realizado en la vecinal del barrio. Expusieron su preocupación por la cantidad de casos de robos y asaltos, y sobre todo por el alto nivel de violencia.

La seguidilla de asaltos, robos y arrebatos ocurridos en distintos puntos del barrio Marianos Comas, organizó a los vecinos de la zona en una masiva reunión realizada el martes a la noche en la sede de la vecinal del barrio, en la cual expresaron su disconformidad con la política de seguridad impulsada por el gobierno provincial. Según detallaron los asistentes a la reunión “la policía no da a basto, faltan más agentes en la calle”.

Te puede interesar...

De esta manera, en el que prometieron que será el “primero de muchos” encuentros en la casona de Úrquiza y Cándido Pujato, el presidente de la institución, Marcelo López, expresó que “se decidió organizar la convocatoria por la cantidad de personas que se acercaban a la vecinal a expresar su malestar con la situación y por la reiteración de casos violenteos que se conocieron en los últimos meses.

En este sentido, López recordó que hace poco más de un año, unas 400 personas le enviaron una nota al gobernador, al jefe de la UR I y al ministro de Seguridad: piden cámaras, iluminación y policías con puesto fijo en la zona. “Esos son los mismos reclamos que estamos planteando ahora, es decir que a pesar de las quejas y de los pedidos concretos, nada ha cambiado para mejor”, subrayó.

“La situación está empeorando de un tiempo a este parte - continuó- , y ahora se puso más complicado. Los vecinos están muy enojados y el tema fundamental es que nos sentimos desprotegidos de parte del gobierno”, sostuvo López.

Más de una vez

En el mismo sentido, comentó que la gente se pregunta qué estrategia tiene el gobierno provincial para enfrentar el problema de la inseguridad, “nosotros tenemos la sensación que el tema no es tenido en cuenta, la inseguridad para ellos no existe, no existe el robo menor, ellos están preocupados por el tema del narcotráfico donde hay mucha plata de por medio”, sentenció.

En cuanto a la posibilidad de solicitar una audiencia al ministro Lamberto, López indicó que la idea es pedir que el funcionario se acerque al barrio, “queremos hablar con el responsable del área, pero no tres o cuatro vecinos que vayamos a verlo, porque sentimos que no están haciendo nada, vos podés hacer algo que no funcione pero no están haciendo nada. Queremos que él llegue hasta aquí a darle una explicación a la ciudad”, remarcó.

Los quioscos, un blanco débil

En octubre pasado, por ejemplo, un grupo de ladrones rompió el blindex de ingreso a un quiosco ubicado en la intersección de 1º de Mayo y Mariano Comas. El caso fue llamativo porque con ese hecho fueron un total de cinco los robos que afectaron al comercio en sólo cuatro meses. Otro de los episodios emblemáticos del barrio fue el del quiosco ubicado en Cándido Pujato al 2.700, frente a la Facultad de Derecho de la UNL, que fue asaltado 10 veces.

El caso de Sandra Vergara

Finalmente, el más grave de todos, sigue siendo el caso de Sandra Vergara, perpetrado con una violencia extrema, cuyo recuerdo aún late en la memoria de los habitantes del lugar.El 13 de febrero de 2008, a media mañana, Sandra fue asesinada por un joven albañil que ingresó a la despensa La Gallega, de calle Mariano Comas y Francia, en el barrio Barranquitas, a comprar cigarrillos. Sandra estaba sola en el local cuando Sebastián Acuña la amenazó con un cuchillo y le pidió el dinero de la caja. Se llevó 150 pesos y la vida de Sandra. La asesinó para que no pudiera denunciarlo. En aquel entonces Acuña tenía 18 años, hoy está preso y cumple una pena de prisión hasta febrero de 2030.