San Juan 8 > A un click > gatita

Una gatita nació con cuatro orejas

Su nombre es Midas. Su dueño le creó una cuenta en Instagram para contar su historia y al poco tiempo se convirtió en una sensación en la red social.

En las redes sociales, se viralizan diferentes sucesos increíbles. En ese sentido, los que tienen como protagonistas a los animales son las que más atención acaparan o los que prefieren muchos usuarios. En este caso, se viralizó la historia de Midas, una gatita que nació con una curiosa mutación genética: tiene cuatro orejas.

Midas ganó su popularidad hace menos de un mes cuando su dueño decidió abrirle una cuenta de Instagram. En esa cuenta Canis Dosemeci, dueño de ella, comenzó a subir diferentes fotos de esta gata y actualmente tiene más de 58 mil seguidores en Instagram.

Te puede interesar...

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Midas (@midas_x24)

Según contó su dueño, la madre de Midas era una gata callejera. Ella dio a luz a esta gatita y a sus seis hermanos en un jardín en Turquía que le pertenecía a un amigo Canis. Al no poder encontrarle un hogar, él optó por hacerse cargo de ella y ahora quiso hacer pública su historia.

En las imágenes se puede observar que Midas tiene dos pares de orejas: unas son sus orejas normales y otras, las más pequeñas, que sobresalen en la parte delantera. El dueño de esta gata reconoció que su apariencia es inusual, pero especificó que llevó a su mascota a un veterinario y le confirmaron que anomalía no le impide poder oír correctamente.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Midas (@midas_x24)

En las redes sociales, muchos usuarios señalaron que las fotos de Midas fueron editadas para atraer más seguidores. Incluso hay quienes mostraron fotos de Midas con sólo un par de orejas para tratar de desmentir su historia.

En contrapartida, muchos seguidores de esta gatita creen efectivamente que ella nació con esta mutación genética. Además, toman el caso de Midas para tratar de concientizar a las personas sobre lo importante que es poder dar una segunda oportunidad a los animales que no tienen hogar.

En ese sentido, varios internautas indicaron que debido a la avanzada edad, las enfermedades o las malformaciones como la de esta gata Russian Blue pueden suponer una dificultad para estos animales a la hora de encontrar una familia como lo hizo Midas, quien pasa sus días jugando, durmiendo y acurrucándose junto a los dos labradores de la familia, Suzy, de 12 años, y Zeyno, de 14.

FUENTE: Crónica