"
San Juan 8 > A un click > ciego

Se fue a dormir la siesta y cuando despertó estaba ciego

Mike Krumholz, un joven estadounidense, perdió la visión por uno de sus ojos luego de que un parásito se le comió parte de la córnea.

Mike Krumholz, un joven estadounidense, perdió la visión por uno de sus ojos luego de que un parásito se le comió parte de la córnea. El hombre de 21 años relató que el hecho ocurrió porque se quedó dormido con los lentes de contacto puestos.

“Encontraron en mi ojo el virus del herpes, o eso pensaron. Me trataron durante un mes entero por el virus. Me cansé de escuchar ‘este es solo un virus muy terco, pero se irá’”, comentó Krumholz en su cuenta de Tiktok.

El joven empezó a desarrollar la pérdida de su visión después de una siesta de 40 minutos que tomó en diciembre del año pasado. Krumholz olvidó quitarse los lentes para dormir y cuando despertó encontró que su ojo derecho estaba rojo e inflamado.

Te puede interesar...

A partir de ahí empezó a sufrir inflamación y notaba que sus capacidades visuales estaban disminuidas. Le dolía. Fue a la clínica y le aseguraron que se trataba de un herpes simple: le formularon antibióticos para tratarlo.

“La pupila está tapada. No tengo una en este momento. Eso se debe a que la córnea está muy nublada y a que la ameba se ha comido gran parte de ella”, detalló Krumholz.

El diagnóstico del joven indica que padece una infección bacteriana conocida como queratitis, cuyo actuar puede ocasionar la pérdida de visión permanente.

Las recomendaciones básicas para usar lentes de contacto indican que los usuarios deben lavar las manos antes de ponerlos o retirarlos. Mantenerlos en la solución salina para su limpieza y cambiar de estuche cada mes.

Las recomendaciones médicas señalan que los lentes de contacto no deben llevarse de manera continúa y el tiempo límite recomendado es de 8 horas diarias, después debe dar un descanso al ojo y limpieza al lente.

FUENTE: Vanguardia