San Juan 8 > A un click > puerros

Puerros, amigo fiel que mejora cualquier plato

Los beneficios de comer puerros no son solo para nuestro paladar, también para nuestra salud: protegen al corazón, aumentan la fortaleza del sistema inmunológico, mejoran la vista y ayudan a bajar la presión arterial, entre una multitud de aspectos.

Esta hortaliza, cuya temporada en estado óptimo de consumo va de septiembre a mayo, es decir, quitando los meses más calurosos del año, es una buena fuente de vitaminas, especialmente la vitamina A (83 ug por cada 100 gramos del alimento) y vitamina C (18 mg). Los minerales no son nada desdeñables ya que cuenta con 31 mg de calcio, 256 mg de potasio y 35 mg de fósforo, entre otros.

Te puede interesar...

Cómo lavar y limpiar los puerros

Antes de introducirlos en nuestras recetas, es primordial que esta hortaliza esté completamente limpia. Para un buen resultado, los expertos aconsejan retirar o cortar la raíz. Cuando lo has cortado, también a lo largo, colócalo en un recipiente con agua fría y, con tus manos, remueve para agitar el agua y eliminar todo tipo de suciedad.

Los puerros frescos deben almacenarse en el frigorífico sin lavar y sin cortar. Además, si los envuelves en una bolsa de plástico o papel de cocina los ayudará a retener la humedad y conservar la frescura entre una y dos semanas. Si, por el contrario, se quieren guardar por más tiempo, la mejor opción es congelarlos, lavándolos bien, picándolos y secándolos antes de guardarlos en la nevera o congelador.