San Juan 8 > A un click > cabello

Peluquero deberá pagar por quemarle el cabello a una clienta

El peluquero deberá pagar más de 200 mil pesos por un mal tratamiento que arruinó el cabello de una mujer.

Un peluquero fue condenado por la Justicia a pagar una indemnización superior a los $220 mil a una clienta que lo demandó por un tratamiento mal hecho que derivó en que su cabello quedara arruinado.

El caso fue resuelto por la jueza Viviana Isgro Mostaccio del Primer Tribunal de Gestión Asociada de Paz. Todo se inició en septiembre de 2018 cuando la mujer concurrió a la peluquería para que le realizaran un tratamiento de "babylights", que consistía en una nutrición de su cabello y la realización de pequeños reflejos de luz que darían una sensación de claridad al mismo, según consta en el fallo judicial.

Te puede interesar...

Al llegar al comercio, "el propietario derivó su atención a un peluquero del mismo, quien le manifestó que era nuevo, que hacía pocos días que estaba trabajando en el local", indica el texto oficial.

La información sostiene que tras el tratamiento, que duró más de 6 horas, la mujer, que trabajaba como azafata en una empresa local, siguió al pie de la letra las recomendaciones que le dieron en al peluquería cuando se aplicó los productos en el cabello.

Sin embargo, tres días después del tratamiento, al momento de lavarse el cabello "se encontró con la desagradable situación de ver que el mismo se encontraba completamente dañado, opaco, duro, quemado, siendo imposible de peinar, una especie de rasta".

Ante esto, volvió al local para exponer su situación, donde le respondieron que había un problema con la asimilación del producto y le ofrecieron solucionárselo sin costo.

A tal fin, los estilistas le colocaron más productos para nutrición y luego le cortaron el cabello, unos cinco centímetros sin avisarle previamente: "El corte era en forma completamente irregular sin estética alguna para quitar esa especie de rasta", indica el texto.

Ante esta situación, la mujer rompió en llanto y solicitó el libro de quejas aunque desde el establecimiento se lo negaron y le contestaron: “Ya fue flaca, el pelo no se pega”.

La mujer regresó una vez más al establecimiento donde el demandado negó que su cabello estuviera quemado y que la garantía del mismo había sido cubierta con la nutrición realizada. Sin embargo, en otra peluquería reconocieron que el 70% del cabello estaba quemado como consecuencia del tratamiento al que se había sometido.

"No hay duda alguna que la actora sufrió un menoscabo emocional, por el daño sufrido, lo que también ha quedado acreditado de las testimoniales y pericial psicológica, a la que me remito. Destaco que la falta de incapacidad psicológica informada por la perito, no es óbice a la procedencia del presente rubro, sino a la magnitud del daño", sostiene el fallo judicial que condenó al peluquero local al pago de $226.150 más los intereses legales y costas.

FUENTE: Diario El Sol