"
San Juan 8 > A un click > receta

La mejor receta para preparar un Gin Tonic perfecto y celebrar su día

Día del Gin Tonic, es una bebida curiosa mezclada de cultura, con un universo de posibilidades a la hora de prepararla.

Hoy es el día del Gin Tonic. Se trata de un trago muy fácil, y su nombre ya delata los ingredientes: está compuesto de ginebra más tónica, y se lo considera una variación del gin con tónica tradicional, servido con mayor cantidad de hielo y aderezos acordes al tipo de ginebra utilizada y en copa balón, que permite apreciar en detalle los aromas de la bebida.

En 1811 el alemán Johann Jacob Schweppe creó un sistema para que el agua embotellada tenga burbujas de gas. En aquel entonces este nuevo descubrimiento se esparció por Londres y más tarde por todo Europa.

En el año 1873, debido al éxito que tuvo esta invención, es que decidieron agregarle quinina a la bebida: una sustancia natural extraída de un árbol. ¿Una curiosidad? La sustancia forma parte de un medicamento que se utilizaba para combatir la enfermedad de la "malaria".

Te puede interesar...

Los soldados españoles consumían esta bebida a base de gas y quinina para sentirse más saludables, para supervivencia de la colonia y para estar fuertes a la hora de ir a combate. A la hora de festejar las victorias los saldados comenzaron a ponerle ginebra a la soda... y de esta manera es que surge el famoso y aclamado gin tonic, el gran cóctel refrescante.

¡A continuación te dejo una sugerencia para que prepares un gin tonic ideal!

Ingredientes

  • 60 ml de Ginebra
  • 200 ml de Tónica
  • 1 rodaja de Limón
  • Hielo
  • Enebro opcional, una o dos bayas

Preparación

  • Elige una copa de balón o un vaso ancho, de tipo sidra, lo importante es que tenga suficiente capacidad como para que quepan todos los ingredientes de forma desahogada.
  • En segundo lugar, pondremos el hielo en la copa. Añade una buena cantidad de hielo… por lo menos 5 o 6 piezas.
  • Parte una rodaja entera de limón o de lima y ésta, a su vez, en dos medias lunas. Con una de ellas, frota suavemente el borde la copa, también se hace solo con la cáscara y exprime unas gotas de su zumo en el interior. Coloca la otra media luna en el interior.
  • Ahora, sirve la ginebra. La cantidad oscilará entre los 50 y los 60 mililitros.
  • Por último, incorpora la tónica. Lo mejor es servir la tónica suavemente, directo desde su botella o lata.
  • Ahora sí, con la cucharilla o con un palito de coctelería, da un cuarto de vuelta a la copa, no más, para que se integren los ingredientes.

¡Y acá tienes el gin tonic perfecto!

Temas