San Juan 8 > A un click > muñeca sexual

Gastó una fortuna por una muñeca sexual y se puso de novio con ella

Un carpintero de 54 años reveló que pasó mucho tiempo sin tener sexo después de sufrir una dura separación: gastó U$S 3.000 en una muñeca a la que llama Karina.

Un hombre que pasó años sin tener sexo no dudó en reconocer que su vida se transformó desde que compró una muñeca sexual y compartió su mensaje al mundo.

El amante de las muñecas, más conocido como Rod, pasó por una separación desgarradora y estuvo años en una relación en la no tenía sexo.

Te puede interesar...

Según informa Daily Star, después de tomar la decisión de comprar una muñeca sexual de 3.000 dólares llamada Karina, reconoció que su vida cambió por completo.

El hombre es carpintero y vive en Australia. Después de una ruptura devastadora con su ex mujer, en 2021 confesó que sufrió un estado de soledad. Ante esta situación, fue a buscar juguetes sexuales. Cuando encontró a Karina no dudó en comprarla y su vida se modificó para siempre.

Muñeca sexual 2.jpg

El hombre también reconoció que al principio no sabía cómo funcionaban pero dijo aprendió rápido.

La muñeca sexual que cambió su vida para siempre y cómo fue la presentación con su mamá

Rod, de 54 años, dijo que la muñeca ha "cambiado su vida de muchas maneras", y ahora por fin tiene algo que puede cuidar.

"La muñeca se convirtió en mi compañera física sintética. Poco a poco, mi corazón se abrió y me distraje de mi dolor por perder a mi ex prometida", indicó a Daily Star.

Apenas dos meses después de comprar a Karina, Rod decidió llevarla a conocer a su madre en la Navidad. Ante esa situación, la mujer miró a la muñeca como si "fuera veneno", según contó el hombre a 7News.

Su madre, de 85 años, no podía entender lo que estaba mirando. Sin embargo, se encargó de elegirle algunas joyas y ropa para que Karina luzca mejor.

Tiempo después, Rod compró otra muñeca sexual a la que llamó Lauren. Después de comprar las dos muñecas, el hombre inició una relación a distancia con una mujer que reside en Vietnam.

El hombre con sus dos muñecas 2.jpg

La pareja ahora es feliz juntos y también están comprometidos, aunque hubo algunos momentos difíciles cuando se enteró por primera vez de la colección de muñecas de Rod.

"Ella aceptó mi pasatiempo después de un tiempo y me ayudaba con algunos consejos", agregó.

En los momentos en que Rod no puede estar con su pareja, dijo que las muñecas le hacen compañía y que se baña, viste y toma fotos de ellas durante su tiempo de inactividad.

Desde que compró las muñecas, también desarrolló un interés por la fotografía y ahora tiene una cuenta de Instagram (@karina_luvly) donde publica imágenes de Karina, su compañera inseparable.

A pesar de lo que algunas personas no logran entenderlo, el hombre afirmó que Karina lo ayudó a mejorar sus habilidades sociales y además ahora logró un contrato con un fabricante chino que le permite crear contenido para ayudar a promocionar sus muñecas adultas en las redes sociales.