San Juan 8 > A un click > eclipse

El eclipse solar y los mitos sobre la salud

Se habla de alteración del peso y de adelanto de los partos por el eclipse solar. Una lista de creencias y certezas sobre la salud, que hoy resurge.

El eclipse despierta mitos sobre su impacto en la salud. Hay creencias que se proyectan desde civilizaciones antiguas y enigmas con respuestas que se desdibujan con el tiempo. Y los fenómenos naturales, la visualización de cometas y los eclipses nunca pasan desapercibidos.

Un mito muy difundido, por ejemplo, es que si una mujer embarazada mira el eclipse y se toca alguna parte del cuerpo, su bebé saldrá manchado en ese lugar de su anatomía. En zonas rurales persiste también que si una mujer embarazada no se cubre del eclipse corre el riesgo de tener un bebé con labio leporino. Otra creencia sugiere que los eclipses adelantan los partos, pero nada de eso es cierto, no hay ningún estudio científico que acredite estos hechos, ni una explicación certeza que lo justifique.

Te puede interesar...

Las antiguas civilizaciones

Según tradiciones orales, los pueblos que presencian un fenómeno astronómico como el eclipse son azotados por pestes, guerras y asesinatos durante los próximos meses o años. Depende, sostienen estos postulados, del tiempo que dure: si el eclipse es de una hora, tendrá un efecto de un año.

En una visión atribuida a los mapuches, un eclipse de sol anunciaba la inminencia de la muerte de un cacique respetado. En la cultura maya, los eclipses solares eran vistos como una señal de peligro para el futuro enviada por los dioses.

Así como hay culturas que dieron un origen sobrenatural a los eclipses, hay otras que fueron capaces de anticiparlos. Los babilonios predijeron incluso eclipses que no eran visibles desde Babilonia. Una tabla de arcilla babilónica de 1375 años antes de Cristo es el primer registro conocido de un eclipse. Fue solar y duró 2 minutos y 7 segundos.

Las explicaciones de la ciencia

Una creencia vigente es que, al momento del eclipse, la persona que lo observa pesa menos. Esta afirmación errónea se relaciona con el efecto del eclipse en la gravedad y en que el peso del cuerpo humano está en mayor parte compuesto por agua.

El efecto combinado de la gravedad de la Luna y el Sol tiene una consecuencia gravitatoria que son las mareas y que los seres humanos estemos hechos de agua es irrelevante para las mareas, explican los científicos.

Sobre si eclipse produce efectos en los alimentos y plantaciones, además de una carga energética o espiritual, los expertos señalan que el único efecto físico es que la luz está tapada, y eso ocurre todas las noches. La corona solar, el halo que se ve alrededor de la silueta de la Luna, está siempre, pero no se puede ver normalmente.

Lo que sí es seguro, es que ver un eclipse emociona porque es un espectáculo de la naturaleza. Las personas viajan para verlo, eso sí: cuidando la salud de los ojos.

FUENTE: TN

Temas