San Juan 8 > A un click > obesidad

Día Mundial contra la Obesidad

Según la Organización Mundial de la Salud el sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

Con ese objetivo consultamos a profesionales del equipo multidisciplinario de Cirugía Bariátrica del Hospital Dr. Guillermo Rawson, que constituyen una de las partes implicadas en el tratamiento, aunque hay muchas más que intervienen en esta problemática.

Según la Organización Mundial de la Salud el sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

Te puede interesar...

El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2).

En el caso de los adultos, la OMS define el sobrepeso y la obesidad como se indica a continuación:

  • sobrepeso: IMC igual o superior a 25.
  • obesidad: IMC igual o superior a 30.

El IMC proporciona la medida más útil del sobrepeso y la obesidad en la población, pues es la misma para ambos sexos y para los adultos de todas las edades. Sin embargo, hay que considerarla como un valor aproximado porque puede no corresponderse con el mismo nivel de grosor en diferentes personas.

En el caso de los niños, es necesario tener en cuenta la edad al definir el sobrepeso y la obesidad.

La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas. A nivel mundial ha ocurrido lo siguiente:

  • un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa; y
  • un descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización.

A menudo los cambios en los hábitos alimentarios y de actividad física son consecuencia de cambios ambientales y sociales asociados al desarrollo y de la falta de políticas de apoyo en sectores como la salud; la agricultura; el transporte; la planificación urbana; el medio ambiente; el procesamiento, distribución y comercialización de alimentos, y la educación.

El aumento del índice de masa corporal no sólo tiene incidencia en aspectos directamente relacionados con el sobrepeso en sí, sino que además puede derivar en enfermedades cardiovasculares, diabetes, trastornos del aparato locomotor y algunos tipos de cáncer.

El sobrepeso y la obesidad pueden prevenirse en su mayoría con medidas concretas como reducir el consumo de grasas saturadas y azúcares, aumentar el consumo de frutas y verduras y realizar una actividad física periódica (60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).

Existen tratamientos de la obesidad no quirúrgicos que deben estar respaldados en pilares: Nutrición, Psicología, Educación física y un médico clínico.

El paciente puede recibir atención en el centro de salud más cercano a su domicilio, en los centros de atención primaria para la salud (CAPS), donde hay profesionales disponibles para realizar la atención primaria de la obesidad. Esto es lo ideal para no tener que llegar a un tratamiento quirúrgico, el cual es la última herramienta para tratarla a través de una cirugía bariátrica.

La obesidad es una enfermedad crónica y multifactorial, no se soluciona simplemente con una cirugía, ya que hay que continuar con los cuidados y cambios de hábitos aprendidos. La cirugía bariátrica es un tratamiento que implica una preparación a conciencia, un seguimiento post quirúrgico prolongado y exige un compromiso claro del paciente en asumir cambios de hábitos de manera sostenida, lo cual hará que la misma sea un éxito que debe confirmarse con el transcurrir tiempo.

El Hospital Rawson cuenta con un excelente equipo multidisciplinario para abordar especialmente todos los tratamientos bariátricos quirúrgicos y todos los centros de salud departamentales y barriales tienen personal muy capacitado para realizar la atención primaria no quirúrgica.

Temas